MUY BIENVENIDOS TODOS

Del mismo modo que un jardinero cultiva su terreno quitando las malas hierbas, plantando las flores y frutos que necesita, así puede un ser humano, cuidar el jardín de su mente, limpiandolo de todos los malos, inútiles y limitantes pensamientos, cultivando hacia la perfección las flores y los frutos de pensamientos correctos, positivos, útiles y puros.”

ME VISITARON

le gusta del facebook

jueves, 26 de marzo de 2015

honor gratitud


con amor tu hija silvia


* Las manos de mi Madre ..


Un joven fue a solicitar un puesto gerencial en una empresa grande. Pasó la entrevista inicial y ahora iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio en su CV sus logros académicos y eran excelentes. Y le preguntó: " ¿Recibió alguna beca en la escuela?" el joven respondió "no".

"¿Fue tu padre quien pagó tu colegiatura? "

" Mi padre murió cuando yo tenía un año de edad, fue mi madre la que pagó. "-respondió.

"¿Dónde trabaja tu madre? "

"Mi madre trabajaba lavando ropa."

El director pidió al joven que le mostrara sus manos . El joven mostró un par de manos suaves y perfectas.

"¿Alguna vez has ayudado a tu madre a lavar la ropa? "

"Nunca, mi madre siempre quiso que estudiara y leyera más libros. Además, mi madre puede lavar la ropa más rápido que yo.

El director dijo: "Tengo una petición: cuando vayas a casa hoy, ve y lava las manos de tu madre, y luego ven a verme mañana por la mañana."

El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era alta. Cuando regresó a su casa le pidió a su madre que le permitiera lavar sus manos. Su madre se sintió extraña, feliz pero con sentimientos encontrados y mostró sus manos a su hijo.

El joven lavó las manos de su madre poco a poco. Rodó una lágrima al hacerlo. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su madre estaban tan arrugadas y tenían tantos moratones. Algunos hematomas eran tan dolorosos que su madre se estremeció cuando él la tocó.

Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de lo que significaban este par de manos que lavaban la ropa todos los días para poder pagar su colegiatura. Los moretones en las manos de la madre eran el precio que tuvo que pagar por su educación, sus actividades de la escuela y su futuro.

Después de limpiar las manos de su madre, el joven se puso a lavar en silencio toda la ropa que faltaba.

Esa noche, madre e hijo hablaron durante un largo tiempo.

A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.

El director se dio cuenta de las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: "¿Puedes decirme qué has hecho y aprendido ayer en tu casa?"

El joven respondió: "lavé las manos de mi madre y también terminé de lavar toda la ropa que quedaba"

"Ahora sé lo que es apreciar, reconocer. Sin mi madre, yo no sería quien soy hoy. Al ayudar a mi madre ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir hacer algo por mi cuenta. He llegado a apreciar la importancia y el valor de ayudar a la familia.

El director dijo: "Esto es lo que yo busco en un gerente. Quiero contratar a una persona que pueda apreciar la ayuda de los demás, una persona que conoce los sufrimientos de los demás para hacer las cosas, y una persona que no ponga el dinero como su única meta en la vida". "Estás contratado".

Un niño que ha sido protegido y habitualmente se le ha dado lo que él quiere, desarrolla una "mentalidad de tengo derecho" y siempre se pone a sí mismo en primer lugar. Ignoraría los esfuerzos de sus padres. Si somos este tipo de padres protectores ¿realmente estamos demostrando el amor o estamos destruyendo a nuestros hijos?

Puedes dar a tu hijo una casa grande, buena comida, clases de piano, ver en una gran pantalla de televisión. Pero cuando estás cortando el césped, por favor que también lo experimente. Después de comer que lave sus platos junto con sus hermanos y hermanas. No es porque no tengas dinero para contratar quien lo haga, es porque quieres amarlos de la manera correcta. No importa cuán rico seas, lo que quieres es que entienda. Un día tu pelo tendrá canas, igual que la madre de ese joven. Lo más importante es que tu hijo aprenda a apreciar el esfuerzo y tenga la experiencia de la dificultad y aprenda la habilidad de trabajar con los demás para hacer las cosas." ¡Cuídate!





un año mas que pasa

el cielo te soria mama chela
  • Dice la madre: hijo, toma mi mano.
  • El hijo respone: mejor tu la mía.
  • Entonces la madre responde: pero hijo, ¿cuál es la diferencia?
  • Y el responde: si algo pasa, puede ser que yo me suelte de tu mano, pero tu nunca soltaría la mía.
Así es el amor de madre… nunca abandonaría a sus hijos, sin importar lo que pase, sin importar las consecuencias siempre permanecería junto a ellos.

domingo, 8 de marzo de 2015

TIEMPO

Halla el Tiempo
Halla el Tiempo
Halla el tiempo de pensar
Halla el tiempo de rezar
Halla el tiempo de reír
Es la fuente de poder
Es el poder más grande del mundo
Es la música del alma
Halla el tiempo para jugar
Halla el tiempo para amar y ser amado
Halla el tiempo de dar
Es el secreto de la eterna juventud
Es el privilegio dado por Dios
La jornada es demasiado corta para ser egoísta
Halla el tiempo de leer
Halla el tiempo de ser amigo
Halla el tiempo de trabajar
Es la fuente de la sabiduría
Es el camino de la felicidad
Es el precio del éxito
Halla el tiempo de practicar la caridad
Es la llave del paraíso

A TI CHELA

A ti Madre Querida
A ti Madre Querida
A ti madre querida,
Que me protegías desde que me llevabas en tu vientre
Hiciste de ti, un hogar para mí
Acogedor y caliente.

A ti madre querida,
Que desde el momento en que nací,
Tu cuerpo estallo en lagrimas,
Y deje de formar parte de ti.

A ti madre querida,
Que me ofreciste tu cuerpo para vivir
Presionándome contra tu pecho,
Tu dulce y tierna leche consumí.

A ti madre querida,
que fuiste lo primero que nombre
Con un amor sin dimensiones,
Me enseñaste a hablar y a caminar también.

A ti madre querida,
Que recuerdas con melancolía aquel bebe
guardas mis fotos, mis dibujos
Y los juguetes con los que alguna vez jugué.

A ti querida madre,
Que tratas de aconsejarme
tratando de que la vida no me golpee
Aunque el camino equivocado siempre tome.

A ti querida madre,
Te doy gracias por traerme al mundo
Gracias por verme realizar mis sueños,
Aunque me gustaría que realices los tuyos.

Oh, madre querida,
Usaré todo el mar como tinta,
Para escribirte un poema tan largo como tu vida
Y entiendas cuanto te quiere, tu hija querida.

LA VIDA ES.......

La Vida es...
La Vida es...
La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es bienaventuranza, saboréala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.
La vida es un desafío, enfréntalo.
La vida es un deber, cúmplelo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es un tesoro, cuídalo.
La vida es una riqueza, consérvala.
La vida es amor, gózalo.
La vida es un misterio, descúbrelo.
La vida es una promesa, realízala.
La vida es tristeza, supérala.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es una lucha, acéptala.
La vida es una aventura, arriésgate.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es vida, defiéndela.

Prefería

Prefería
Prefería
Habrás de luchar contra ti y tu precioso pasado,
con penoso desencanto...
Habrás de llenarte de consejos y palabras ajenas,
en precipitado vuelo...

Y sin embargo, te faltará la mejilla que ruborize la tuya
y las manos sobre tu cabello que teñían el brillo perdido.

Prefería tu mirada sincera sobre mi rostro.

Habrás también de sentirte muy feliz y despreocupada frente a las carencias,
sin fantasmas al acecho
ni negras flores esperándote...
Habrás de ignorar tu sensibilidad y usarás toda tu acidez latente,
sobre la cresta empalagosa de quien te propuso un rescate...

Y no obstante ello, no podrás olvidar en cualquier tarde lluviosa,
que una vez, una mariposa insistente, se posó en tu mano
y acarició tu piel cansada. La visita preanunciada.

Ahora desde lejos e igualmente, prefería morir en tus brazos una vez, a morir miles en tus piernas.

Habrás de compartir nuevas risas y encantos desbordantes
que todo infierno secreto recreará como un mágico cine, sobre tu cabeza...
Habrás de olvidarme en los pocos papeles que te he dejado y en las cuantiosas horas en que te obsequié mi hombro para tu llanto...

Y sin embargo, no atinarás a buscar mi corazón como tu tesoro aunque una vida te lleve;
ni vendrás a rescatarme de una guerra, un equívoco o mi vida errante.

Con el tiempo ya pesado, supe que prefería la distancia segura a tu próximo pero liviano reparo.

Habrás de sentirte triste y decepcionada,
rodando como el viento que se esconde en los recovecos de un barrio...
Habrás de mandar al infierno a tu control
y frente a un extraño que tocará tu mejilla, soltarás la hebilla que recoge tu pelo...

Y con los años, sin embargo, te sentarás en una ventana de vista plomiza,
a buscar la canción que olvidaste y el abrazo cálido de quien espantaste.
Hiciste una sombra de la luz que tenías...

Yo hubiera preferido a menudo, besar tu vientre y ver al sol salir por ese horizonte.

Habrás de desaprovechar tantas cosas...
que también a mi, me apena de veras.

Confieso ya a mi altura, que tú no tendrás cambio
y yo que muchas veces ya me fui en silencio,
pensaré que lo mejor de ti, siendo poco, ya lo he apreciado.

Dejaste la inocencia espiritual para competir con tu sombra.

Para ti, la caricia bien intencionada que tantas veces despreciaste o que tomaste como previo sexo, es la única posibilidad de discernimiento que te da tu mente en su orgullo.

Habrás de no necesitar lo dulce de las flores
y aquellas que también, alguien te ha regalado...
Habrás de olvidar con pronta ligereza
y también de alejar a quienes te contengan con impura simpleza,
pensando que de ti, sólo harían madera en vez de regar tu cerco, esperando tu grandeza...

Y sin embargo, otra vez, preferiría voltear mi cabeza.

Han caído las formas y las estrellas sobre el mar furioso.
Ha caído tu última lágrima y tu última risa...
El cielo, al fin, se secó.

Las postreras emociones que yo prefería llevarme de ti,
curiosamente, son ahora parte de mi reino.
Prefería la suavidad de tus manos y tu voz de ensueño.
Prefería tantas cosas que sin remedio, yo ya no he descubierto.

Por tu salud, hubiera preferido no conocerte más.
Porque te olvidaré con facilidad, ya sólo eres un texto
y en cambio tú, deberás ausentarte constantemente de ti, para que yo no
vuelva a tu mente con acierto.

Prefería...
Prefería...
Ya no prefiero...
No te prefiero.