MUY BIENVENIDOS TODOS

Del mismo modo que un jardinero cultiva su terreno quitando las malas hierbas, plantando las flores y frutos que necesita, así puede un ser humano, cuidar el jardín de su mente, limpiandolo de todos los malos, inútiles y limitantes pensamientos, cultivando hacia la perfección las flores y los frutos de pensamientos correctos, positivos, útiles y puros.”

ME VISITARON

le gusta del facebook

jueves, 29 de diciembre de 2011

La comunicación es el poder

La comunicación es el poder

Si definimos el poder como la capacidad de producir resultados, podemos decir que, en lo que respecta al destino de tu vida, la forma en que te comunicas es lo que te dará el poder para conseguir lo que deseas. Esto es así porque es la acción lo que produce resultados, y lo que distingue a los que tienen éxito es la capacidad de ponerse en acción.
La conducta está formada por todas las acciones que realizamos, y tanto la conducta como los sentimientos tienen su raíz en alguna forma de comunicación. De manera que lo que hacemos en la vida está determinado por la manera en que nos comunicamos con nosotros mismos.
Dos tipos de comunicación configuran nuestras experiencias: lo que nos decimos a nosotros mismos y lo que transmitimos a los demás. Tu grado de comunicación con los demás determinará tu éxito con los demás, lo que podríamos llamar "éxito externo". La manera en que te comuniques contigo mismo determinará el grado en que percibas tu éxito como tal, lo que vendría a ser el "éxito interno".
Efectivamente, lo que tú percibes de la vida no es el resultado de lo que te ocurre, sino de la interpretación que haces de lo que te ocurre. La calidad de tu vida no está determinada por lo que te ocurre, sino por lo que haces con lo que te ocurre. Tú eres la única persona que puede decidir cómo sentir y cómo actuar, en función de cómo hayas elegido percibir tu existencia.
Aunque te parezca imposible, tus estados mentales y tu conducta están bajo tu dominio. Tú puedes controlar tus estados mentales y, al hacerlo, puedes controlar tu conducta. Mucha gente cree que la forma en que sienten es algo que no está bajo su control, sino que depende de acontecimientos externos.
Estas personas dicen, por ejemplo, "Hoy me levanté deprimido", como si la depresión fuera algo que les aconteciera y no algo que ellos mismos generan. La depresión no es algo que te ocurre, sino algo que tú causas con la manera en que piensas sobre las cosas. Lo mismo ocurre con otros estados emocionales.
Lo que te dices a ti mismo, la postura que adoptas y la forma en que respiras, son todos factores que contribuyen a crear la depresión. No es un proceso fácil pero, como todas las cosas, se hace fácil con la práctica de manera que la persona ni se da cuenta de lo que hace. Para algunos estar deprimidos puede traer recompensas como la atención de los demás (o su compasión, o su cariño, etc.). Estas personas adoptan la depresión como su estado normal, y se encuentran permanentemente deprimidas.
No es inevitable estar deprimido. Es algo que puedes evitar si tienes en cuenta que nada tiene sentido, excepto el que tú mismo le quieras dar. Puedes armar tus estados emocionales de la misma manera en que un director teatral o cinematográfico lo hace con los de los espectadores, y de esa manera disfrutar siempre del estado de ánimo que te resulte más placentero.

Jugo de Naranja



Cuando exprimes una naranja nunca esperas obtener jugo de toronja o de piña o de ninguna otra fruta que no sea naranja. Sólo puedes obtener lo que tiene en su interior.

Vamos a suponer que tú eres esa naranja, ¿Qué es lo que tienes en tu interior? ¿Eres una naranjita llena de Amor para ti mismo y para los demás?

¿Eres una naranja fresca y llena de jugo, dispuesta a compartirlo todo con los demás? o ¿temes que si das un poquito de tu jugo se acabe y no te quede nada para ti mismo?

Tú no puedes dar nada que no tengas en tu interior, ni podrás obtener de los demás nada si no estás dispuesto a compartir lo que tienes.

Es por eso que antes de que pretendas ser amado, debes empezar por llenarte de Amor, de compasión, de perdón y de confianza en ti mismo.

El primer paso para ser amado es llenarte de Amor por ti mismo. Sólo una persona que se ama a sí misma puede dar y recibir Amor. Si estás lleno de Amor, eso es lo que tienes para darle a los demás. Es el Amor por ti mismo lo que atraerá personas que te amen.

Amarte es respetarte tal y como eres y reconocer tus debilidades y tus defectos para poder superarlos.

Amarte es sentirte bien con lo que eres y tener un sentimiento general de que lo que haces está bien y que eres una buena persona.

Amarte es admitir que eres imperfecto pero único y valioso.

Amarte es saber que mereces ser respetado, amado y valorado por los demás.

Amarte es saber qué es lo que quieres en la vida y luchar por obtenerlo.

Amarte es consolarte a ti mismo, confortarte y saber que pase lo que pase, nunca vas a rendirte.


Amarte es cuidar tu cuerpo, tu salud, tus pertenencias y tus sueños.

Amarte es creer que tú eres una persona importante y que tienes un propósito para estar aquí.

Amarte es sentir que mereces ser, tener y hacer lo mejor de lo mejor.

Amarte es ser considerado con los intereses de los demás, pero nunca ponerlos delante de los tuyos.

Amarte no es andar de presumido por ahí alardeando. A esa gente más bien le falta amor propio y está desesperada por conseguirlo.

Amarte es tener compasión por ti mismo. No es sentir lástima por ti mismo, sino entender que si cometes un error, te perdonas e intentas nuevamente a hacer lo mejor que puedes.

La autoestima es la base para una relación exitosa y el ingrediente indispensable para el Amor.

Tómate tu tiempo para recapacitar en la forma en que puedes aumentar tu autoestima, con el entendimiento de que es la base para tener una vida plena, satisfactoria y es la base para encontrar una relación plena de Amor y comprensión.

Para que inicies tu trabajo en el aumento de la autoestima, te sugiero completar la siguiente lista con todas las razones que tienes para amarte más y para aceptarte cómo eres en este momento:

Termina la lista. Seguro que vas a encontrar cientos de razones por las que mereces amarte más y más.

Hago énfasis en la importancia de la autoestima porque estoy seguro de que el amarte es el punto de partida para una vida plena, exitosa y llena de Amor.

“Respetarse a sí mismo quiere decir que tienes un romance secreto contigo“

Toma tus propias decisiones

Alguna vez te habrás encontrado en la siguiente situación: te invitaron a una reunión en una casa en la cual solamente habías estado antes una vez, y que además estaba ubicada en un barrio que no conocías muy bien. Cuando llegó el momento, partiste muy confiado en que no ibas a tener problemas en hallar la casa porque, después de todo, ¡ya habías estado allí!
Cuando llegaste al barrio, comenzaron las primeras dudas. Las cosas no eran exactamente como las recordabas y, además, algunos recuerdos resultaron estar más borrosos de lo que creías. ¿Era esta calle o aquella? ¿Había que doblar en la plaza o más allá?
Para complicar más la situación, si ibas acompañado, tus acompañantes comenzaron a emitir sus propias opiniones. Uno decía: "Yo creo que era por acá". El otro: "No, a mí me parece que era por allá". Como ninguno estaba muy seguro, decidieron preguntar a la primera persona que encontraran. Esto, sin embargo, no solucionó demasiado las cosas porque el consultado no se acordaba bien del nombre de las calles o de si la casa tenía rejas verdes o negras. Al final, felizmente, consiguieron encontrar la casa y llegar, si bien un poco tarde, a la reunión. Entonces fue que te prometiste: "Esto no me vuelve a ocurrir. La próxima vez que me ocurra algo parecido, averiguaré bien cómo llegar antes de salir."
Si cumpliste o no tu promesa, no nos interesa ahora. Lo que importa es darse cuenta de que la vida nos coloca muchas veces en situaciones similares, donde tenemos que llegar a un lugar que no sabemos exactamente donde queda, por caminos que tampoco conocemos bien. Lo que es más, esto ocurre con tanta frecuencia que se diría que es la característica misma de la vida colocarnos en tales situaciones.
Cuando dejamos atrás la infancia y la adolescencia, ya nuestros pasos dejan de estar bajo la dirección de nuestros padres y nos encontramos con que tenemos que decidir por nuestra cuenta hacia dónde los encaminamos. Es entonces que nos asaltan las primeras dudas, que no nos abandonarán por el resto de nuestra vida.
¿Cómo orientarnos en el camino de la vida? Muchas veces resulta difícil, pero sin embargo debemos hacerlo, debemos tomar una decisión: vamos hacia aquí o hacia allí. La esencia de la vida es el movimiento; si algo se mueve es porque tiene vida. La inmovilidad es sinónimo de muerte, por lo que no podemos quedarnos inmóviles: tenemos que movernos.

Controla tus pensamientos

Existe un aspecto clave que separa al que puede tomar el control de su vida de aquel que no está en condiciones de hacerlo. Ese aspecto fundamental es el control que puedas tener sobre tus pensamientos, un tema al cual no se le da habitualmente mucha importancia. Tener el comando de lo que piensas es indispensable por varios motivos, pero dos de ellos son de especial importancia: estar en condiciones de elegir cuáles emociones quieres tener, lo que significa inteligencia emocional, y poder llevar adelante tu trabajo de un modo productivo que te permita alcanzar la superación personal.
La inteligencia emocional es la característica que te permite controlar las emociones. Consiste en tener las emociones que tú quieres tener y no tener aquellas que no quieres. Las emociones surgen de los pensamientos, aunque a veces tan rápidamente que no nos damos cuenta. Por ejemplo, el pensamiento de algo querido que has perdido es lo que te causa dolor emocional.
Una demostración bastante absurda te dará la comprobación de esto que digo. Supongamos que has roto relaciones con una persona que querías mucho; ahora, cada vez que piensas en esa persona, el corazón se te estruja de dolor. El problema es que no puedes dejar de pensar en ella. ¿Qué pasaría si, por efectos de un golpe en la cabeza u otra causa parecida, tuvieras una pérdida de la memoria? El resultado es que no sufrirías más, al menos por ese motivo. Esto te demuestra que es el pensamiento de esa persona lo que te da la oportunidad de manifestar tu dolor.
Si crees que no puedes dejar de pensar en alguien, estás equivocado. Puedes hacerlo si quieres; si no quieres, no lo harás aunque digas a todo el mundo que tu mayor anhelo es olvidar. Lo que pasa es que muchas veces no queremos olvidar, por varios motivos que sería largo considerar ahora. Uno de los mayores inconvenientes que afronta la persona que quiere seguir la senda de la superación personal, es el de ser sincera consigo misma. El cerebro humano, esa máquina maravillosa, nos brinda posibilidades asombrosas que no son percibidas por la mayoría de la gente.
Una de esas posibilidades es la de engañarnos a nosotros mismos, lo cual a primera vista parece imposible. Pero nuestra conciencia puede engañarse, podemos evitar ver lo que no queremos ver y pensar que todo es color de rosa. La persona que quiere superarse tiene que amar, antes que a nada, a la verdad, aunque ésta sea dolorosa. Nadie puede superarse si no se basa en la verdad: la mentira tiene patas cortas, nunca llega muy lejos.
Para poder, entonces, manejar tus emociones y no estar manejado por ellas, lo primero que tienes que hacer es aclarar qué es lo que quieres, qué pensamientos quieres tener y cuáles prefieres evitar. Luego, a través del control de tus pensamientos, podrás tener la anhelada tranquilidad espiritual y disfrutar de las emociones placenteras a las que tengas derecho.
Lo mismo se aplica para tener la posibilidad de realizar alguna tarea provechosa en tu vida. Cualquier objetivo de importancia que te fijes necesitará bastante tiempo para ser llevado a cabo y la única manera de llegar a buen fin es mediante la concentración en las metas que te has propuesto alcanzar. La capacidad de concentrarse en lo que se está haciendo, evitando que pensamientos inoportunos distraigan tu atención, es una de las claves para la realización de cualquier obra de valor.

MENSAJE

Acompaña y comprende.
Comprende y excusa.
Excusa y ayuda.
Ayuda y consuela.
Consuela y promueve.
Promueve y sostén.
Sostén y refuerza.
Refuerza y anima.
Anima y sirve.
Sirve y perdona.
Perdona y ama.
Ama y da.
Da y olvida.

domingo, 18 de diciembre de 2011

CHELA TUVO UN GRAN HOGAR

Un buen hogar

Un buen hogar siempre estará donde
el camino esté lleno de paciencia,
Estará donde el puente
se halle tendido para pasar,
donde las caras estén dispuestas para sonreír,
las mentes activas para pensar
y las voluntades, todas, deseosas para servir.

Un buen hogar siempre estará
donde los besos tengan vuelo
y los pasos, mucha seguridad.

Donde los tropiezos tengan cordura
y los detalles, significación.

Donde la ternura sea muy tibia
y el trato diario muy respetuoso.

Un buen hogar siempre estará donde
el crecimiento sea por el mismo tronco
y el fruto por la misma raíz.

Un buen hogar siempre estará donde
el fracaso y el éxito sea de todos.

Un buen hogar siempre estará
en el ambiente donde naciste,
en el huerto donde creciste,
en el molde donde te configuraste
y el taller donde te puliste.

Las vetas y el cimiento
dejados por un buen hogar son indestructibles.

Los principios parecen como grabados en hierro.
La fe, como cincelada en roca.
Y el amor, llevado como bandera.

Es montar el barco más seguro
para navegar el mundo, de otra manera
sería navegar con un timón titubeante,
una brújula indecisa y la quilla rota.

De ese hogar tronco salen
los principios fuertes
que enmarcan tu figura para hacerte gigante.
De ese hogar tronco sale esa fuerza
de la fe que resplandece para hacerte estrella.

El hogar, hoy en día,
es una prioridad pues,
como la buena tierra,
¡da lo que le siembran!

recordandote chela

sábado, 17 de diciembre de 2011

vivir con amor


Para poder ser feliz, debes amar. Porque parte de la felicidad consiste en sentir en el corazón esa llama avivada que hace que aún en medio del desierto, puedas sentir tu corazón inundado de amor.
El corazón late mejor cuando siente alegría y emoción. Cuando está sano porque hay paz en su interior. Cuando no siente iras, ni contiendas, ni amarguras. Cuando renuncia a la tristeza, porque sabe que no será eterna.
Para vivir a plenitud hay que respirar con libertad. Hay que recibir, pero también dar. Quien ama, temprano o tarde, recogerá el fruto. ¡Sonríe, piensa de forma positiva, deshazte del negativismo!
Toma tus decisiones, trabaja y lucha por hacer realidad tus sueños. Y cuando menos lo imagines, abrirás tus ojos y te verás donde esperabas o mucho más lejos aún, riendo satisfecho.
Pero para vivir mejor, hay que amar, amar, amar...

receta.............


A veces te quedas pensando en como ciertas personas son populares. Viven rodeadas por otras. Y allá en lo profundo nace aquella puntita de envidia, que no se puede confesar. Tal vez quisieras saber el secreto para tener amigos, para estar bien con la vida, para despertar el corazón de alguien.
Pero te encuentras demasiado desarreglado, o demasiado feo, no te gusta eso o aquello en ti mismo. Ciertamente, te conoces un poco, pero no te apruebas.

Y si tú no te gustas, no existe ninguna razón para que gusten de ti. Si tú mismo no quieres ser tu amigo, ¿Por qué otros habrían de quererlo? Si tú no te amas, ¿Por qué otros te amarían?
Las personas reaccionan con nosotros de acuerdo con el reflejo que les damos. Si siempre sonríes, alegre, vas a tener personas a tu alrededor; si eres malhumorado, van a mirarte de reojo y evitar tu compañía. Y como una bolita de nieve descendiendo por la colina, la situación tiende a complicarse cada vez más.
El caso es que estás siempre queriendo agradar a los demás, no a ti mismo. Buscas la aprobación exterior, cuando tú mismo deberías aprobarte.

Entonces, aprende a amarte primero.

Enamórate de ti, sin exageraciones, pero con amor sincero.

Haz una lista de las cosas que más te gustan en ti y de las cosas que no te gustan.

Realza aquello que te gusta. Es importante. En lo demás, pregúntate sobre alguna forma de cambiar la situación, de manera que puedas crecer en autoconocimiento y autovaloración.

La opinión que tenemos de nosotros mismos es muy importante. Y, aunque se niegue, la opinión que los demás tienen de nosotros es importante también, aunque en menor grado.

Pero atención: una opinión exagerada de ti mismo, tanto en un sentido como en otro, es nociva. El equilibrio es fundamental.

Sin interferir con tu personalidad, puedes cambiar. Aprende a ser una persona bonita, sin buscar la aprobación exterior; eso vendrá por añadidura.

Cuando te arregles, haz algo por ti. Usa colores que te vayan bien, cambia el corte de cabello o el peinado, piensa en la vida como en una cajita de sorpresas, no como un abismo.

Pon una sonrisa en tu rostro, aún estando a solas. Acuérdate siempre de cosas graciosas o bonitas, eso te proporcionará un aire de felicidad. Y la felicidad interna lleva belleza al exterior, por los ojos, por las actitudes, por los gestos y hasta por el habla.

Cultiva la serenidad, aprende la paciencia y el arte de saber escuchar. Habla un poco menos y mira más a los ojos de los que hablan contigo pues eso da seguridad.

Cuando no sepas qué decir, da un abrazo. Eso también vale.

Procura hacer las cosas que te gustan. Date placer, regálate de vez en cuando.

Cuida de tu salud física, mental, espiritual. No cultives resentimientos pues son hierbas dañinas y vuelven feas a las personas.

Cultiva más la palabra perdonar.

Tener estrellas en el cielo es bueno y bonito, pero solo vemos las noches oscuras. Entonces, pon las estrellas dentro de tu corazón. Así, podrás llevarlas a todos lados y ofrecerlas cuando tu corazón lo pida. Créeme: A todos les gusta recibir estrellas de regalo.

Son las cosas pequeñas las que conducen nuestra vida. E influyen en nuestro ambiente. Sentirse bien consigo mismo es dar a los demás el regalo de un nuestro yo satisfecho. Todo el mundo se beneficia.

Antes de dormir, piensa siempre en algo bonito y deja las preocupaciones para el día siguiente. Dormir preocupado no resuelve los problemas, por eso es mejor dormir feliz.

¡ Ámate ! Por más difícil que sea, ¡ Ámate ! ¡ Cada día un poquito más ! Sube esa colina sin prisa pero no desistas del camino. Tú eres un ser importante. Para ti, para el mundo, para Dios.

Quisiera estar seguro de haberte enseñado...chela



A disfrutar del amor,
a confiar en tu fuerza,
a enfrentar tus miedos,
a entusiasmarte con la vida,
a pedir ayuda cuando la necesites,
a permitir que te consuelen cuando sufres,
a tomar tus propias decisiones,
a hacer valer tus elecciones,
a ser amiga de ti misma,
a no tenerle miedo al ridículo,
a darte cuenta que merecés ser querida,
a hablar a los demás amorosamente,
a decir o callar según tu conveniencia,
a quedarte con el beneficio de tus éxitos,
a amar y a cuidar la pequeña niña que hay en ti,
a superar la adicción de la aprobación de los demás,
a no absorber las responsabilidades de todos,
a ser consciente de tus sentimientos y actuar en consecuencia,
a no perseguir el aplauso sino tu satisfacción con lo hecho,
a dar porque quieres, nunca porque creas que es tu obligación,
a exigir que se te pague adecuadamente por tu trabajo,
a aceptar tus limitaciones y tu vulnerabilidad sin enojo,
a no imponer tu criterio ni permitir que te impongan el de otro,
a decir que sí, sólo cuando quieras y decir que no sin culpa,
a vivir en el presente y no tener expectativas,
a tomar más riesgos,
a aceptar el cambio y revisar tus creencias,
a trabajar para sanar tus heridas viejas y actuales,
a tratar y exigir ser tratada con respeto,
a llenar primero tu copa y, después, la de los demás,
a planear para el futuro pero no vivir en él,
a valorar tu intuición,
a celebrar las diferencias entre los sexos,
a desarrollar relaciones sanas y de apoyo mutuo,
a hacer de la comprensión y el perdón tus prioridades,
a aceptarte así como eres,
a no mirar atrás para ver quién te sigue,
a crecer aprendiendo de los desencuentros y de los fracasos,
a permitirte reír a carcajadas por la calle sin ninguna razón,
a no idolatrar a nadie, y a mí menos que a nadie.

jueves, 15 de diciembre de 2011

FLORECER----------------------


 
    
          
 
 
FLORECER
 
     
Es precioso florecer allí donde nos han plantado.
  pink_rose.gif rose image by seraphim1591
La semilla de la verdad puede tardar en florecer;
pero al final florece, pase lo que pase.

 El arte es como un naranjo que precisa suelo y
un clima adecuado para florecer y dar fruto.
bloemen8.gif picture by misconcursos
 

TOMATE CON

  
  
 
 
 
 
  
      
     
 

¡No te tomes la vida tan en serio! 
 



Baila...


Besa...


Relajate...


 
 
Y se feliz


No me importa si chupas candados,

Peinas bombillas,
 
pellizcas cristales
 
O si alguna vez te pisaste encima..

Para mi, eres una persona especial

http://i1086.photobucket.com/albums/j457/MabySil/Cafecito/teaanim.gif?t=1297283819
Cada sesenta segundos que pasas enojado,


Diviertete...
angustiado o mal, es un minuto de alegría
 que no volverá.
   La vida es corta, rompe las reglas, perdona
 rápidamente, besa suavemente, ama de verdad,
 ríete sin control, y nunca te arrepientas de
 algo que te hizo sonreír.


¡Que tengas un feliz día!

DECRETO PARA TU VIDA


  

Antes de Orar…PERDONA
Antes de Hablar…ESCUCHA
Antes de Escribir…PIENSA
Antes de Gastar…GANA
Antes de Criticar…ESPERA
Antes de Rendirte…PRUEBA
  
Tus palabras, tus sueños, y tus pensamientos tienen el poder
 de crear condiciones en tu vida.   
De lo que hables, lo obtendrás.
Si sigues diciendo que no soportas tu trabajo,
 puedes perderlo.   
Si sigues diciendo que no soportas tu cuerpo,
tu cuerpo
 puede enfermarse.
  
Si sigues diciendo que no aguantas tu auto,
tu auto puede ser robado o descomponerse.
Si sigues diciendo que estás quebrado, sabes qué?
Siempre estarás quebrado.
  
Si sigues diciendo que no puedes confiar en hombres o mujeres,
 siempre encontrarás alguien en tu vida que te
 lastimará o te traicionará.   
Si sigues diciendo que no encuentras trabajo,
seguirás desempleado. 
Si sigues diciendo que no puedes encontrar alguien a quien
 amar o crea en ti, tus pensamientos atraerán mas
 experiencias confirmando tus creencias.
  
Haz tus pensamientos y tus conversaciones más positivos
y guárdalas con fe, esperanza, amor y acción.  
No tengas miedo de creer que puedes tener lo que tú
quieres y mereces.   
Observa tus Pensamientos, Se convertirán en palabras. 
Observa tus Palabras, Se convertirán en acciones.   
Observa tus Acciones, Se convertirán en hábitos.   
Observa tus Hábitos, Se convertirán en carácter.   
Observa tu Carácter, Se convertirá en tu 'Destino'
  
Así…. Para prevenir cualquier obstáculo…
 ¡ Consigue tu propio camino, disfruta cada minuto de tu vida !   
Cuando el filósofo señala la luna,  el tonto se fija en el dedo.  
Si no te gusta lo que recibes, revisa muy bien lo que estás dando.  
Así como las olas brotan del mar y regresan al mar, así
nosotros venimos de Dios y regresamos a Dios.     
"Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad."
 

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cuando Los Ángeles lloran















-Yo creía que las personas eran seres especiales enviados por Dios a la tierra para amarse y crecer juntos.

-Creía que el amor era una moneda corriente de gran valor en el mundo y todos ganaban lo suficiente como para dejar de ser egoístas y ahorraban sonrisas para invertirlas en los amigos y en sus almas.


-Creía que las personas habían hecho un monumento en cada ciudad como una obra compartida, un recuerdo para los hijos y no como símbolo del orgullo y vanidad.


-Que la electricidad era producida por ríos y vientos para beneficio de todos sus hermanos.


-Creía que los niños eran dones preciosos de la tierra y que todos los amaban porque eran la promesa de un mundo mejor, nunca pensé que había gente que los abandonara o no los quería. Pensaba que todos los días había alguien dispuesto a hacerlos felices.

-Yo miraba el mundo desde las nubes y corría entre las estrellas, loco de contento tratando de hacer feliz a alguien. Amaba tanto a las personas que siempre buscaba la forma de ayudarlos en sus pedidos.

-Creía que el mundo era un hermoso globo floreciendo en el espacio, lleno de cosas buenas y maravillosas. No me imaginé que había seres con pensamientos tan egoístas, tan insolentes y desagradecidos, y aprendí bien qué es eso... tonto de mi... no lo había visto antes.

-Cuando llegue a estos sitios quise reír, pero un golpe me hizo llorar. Así me recibió el mundo, tan solo el abrazo de mi madre calmo el dolor. Crecí en esta tierra, respirando este aire y alimentándome de lo que ella da. Aprendí a amar a los árboles, que tienen tantas historias para contar, a las plantas que crecen por todos lados y tienen tan buenos sentimientos. Aprendí a amar a los animales que tienen una conciencia un poco mas limitada que los seres humanos, pero sus sentimientos son tan plenos... tan simples.

-Aprendí que existe la envidia, el egoísmo, la guerra... el racismo que es una odiosa forma de insultar a la Creación de Dios. Aprendí como se denigran las personas y buscan su propia destrucción por un interés transitorio, más ellos piensan que son tesoros eternos, tratan de lograr sus objetivos sin importarles nada acerca de otros seres que viven en inferioridad de condiciones y muchas veces esas personas no tienen qué comer.

-Aprendí lo que es el orgullo, la maldad, la insolencia, la avaricia, el desprecio, la burla, la marginación, la mentira, la violencia, la degradación, los tormentos internos, el egoísmo, la soberbia, la hipocresía y... el olvido...

-Aprendí tantas cosas feas, tantas cosas que yo no había visto desde allí... aprendí a cada paso viviendo cada una de esas cosas, sintiendo en mi piel correr el ácido de la pobreza humana, llorando, cayéndome y volviéndome a levantar. Respirando profundo, mirando el cielo azul de todos los tiempos, viví. Viví a cada momento un trozo de la historia, buscando calmar el ánimo y mejorando mis días, siempre tratando de encontrar una explicación en ojos de cristal... de las personas que veo a diario y sin embargo no asumen su rol en el divino porvenir, no se dan cuenta de su importancia en el relato de la vida, entonces sufren, pelean, reclaman, gritan, y piensan que a nadie les importan, porque los otros también están haciendo lo mismo.

-Cada uno trae a este mundo una misión que cumplir. Hay algunas misiones que son familiares y te enseñan a caminar, otras, te enseñan a volar, hay quien viene para educar, otros para tan solo amar, hay tantas misiones como seres humanos existen, son tantas las cosas maravillosas que cada uno debe descubrir... pero cuesta aprender y "ver" lo que los ojos del alma ven.

-En cada pedacito de tiempo lloramos un poco por muchas cosas difíciles y nos sentimos impotentes ante la crueldad, pero la misión debe continuar, con mucho peso sobre los hombros, debemos seguir, tal vez en el camino encontremos la luz de las estrellas que brillan recordándonos de donde venimos.

-Yo traje a este mundo una misión... abrir una puerta, una puerta al infinito para que tus ojos vean la maravilla del poder del Ser y que dejen atrás lo que fue, lo que no estuvo bien. Me ha costado grandes aflicciones caminar entre santos y burlones, y después de todo he decidido llegar a tu corazón sencillo, ese que tantas veces vi en mis sueños, ese ser luminoso que espera una respuesta llamado TU.

-Yo vine a abrir una puerta y que veas la maravilla de las estrellas y que sepas que ¡todo en el universo tiene conciencia! El universo piensa, ama y siente tal como tu. Dios no es una idea nacida de la razón por la razón y ante la necesidad de justificación. Dios es el centro mismo de todo el universo, es una conciencia tan grande, tan gigantesca que jamás podríamos atraparlo con la razón y la lógica, pues no se subordina a nuestros pensamientos, son nuestros pensamientos que están subordinados a El. Si esto no sucede, si el pensamiento no se orienta a su origen divino, es como un cometa errante que en cualquier momento desaparecerá pues su destino fue ese y nada más, tan solo ha tenido la suerte de conocer algo de la maravilla del vivir, y aún así Dios puede tomarlo con su infinito amor y volverlo una luz en el camino para guía de quienes estén en situaciones similares.

Dios no te juzga porque tengas dinero, o porque quieras conseguirlo. Te juzga porque por omisión no haces nada por aquellos a los que le falta el pan, un abrigo o una palabra de amor. Porque tú no eres superior a nada en este mundo, una planta, un árbol, un río, un animal vale tanto como tú.

Y tú vales tanto como tu conciencia te representa ante Dios. De acuerdo al contenido de tu conciencia será el peso y el brillo que tengas ante El.

-Si en tu interior faltan muchos árboles, deben ser los que cortaste y no repusiste, si en tu interior falta palabras de agradecimiento es porque nunca has ayudado a nadie, si en tu interior falta amor, es porque nunca has amado a nadie. Todo lo que falta son como agujeros vacíos en el campo luminoso de tu ser. Y si nunca has sabido llenar esos vacíos con amor, y no se lo muestras Dios, es porque nunca te has preocupado en obtenerlo.

-Eso quiere decir que le lleves amor recogido en tu camino, agradecimientos y bondad que hayas tenido en la vida. Ese es el poder que te dignifica ante Sus ojos y no otro. Todos recogemos en el camino un poquito del poder de Dios. El lo ha dejado allí en infinitas formas. Solo es cuestión de reconocer en cada cosa su maravillosa mano y ..... detrás su inmenso bondad.

-Déjame saber que me he equivocado. Te prometo que no diré nada a nadie, salvo a Dios, que cuando me pregunten como es la Tierra, diré que es lo mejor. Déjame saber que todo ha sido un error, déjame ver algo hermoso e inteligente, la sabiduría acumulada por milenios que brota del corazón, déjame entender que cuando los ángeles lloran es porque han tenido un mal sueño.

-Ven, toma mi mano, dame la tuya. Vamos a realizar buenas obras, en tu casa, con tus amigos, en tu trabajo, en todos tus tiempos, déjame ver con ojos amigos que eres una buena persona. A cambio te prometo un viaje infinito, sobre millones de estrellas que adornan los cielos y entibiarán tus pies, yo te prometo un campo de amor perfumado con fragancias divinas y arrullado a tu lado dormirá tranquilo el Señor.

Tú Ángel.........

 

era el cielo


ERA EL CIELO

Un hombre, su caballo y su perro, caminaban por una calle. Después de mucho caminar, el hombre se dio cuenta que los tres habían muerto en un accidente. Hay veces que lleva un tiempo para que los muertos se den cuenta de su nueva condición.
La caminata era muy larga, cuesta arriba, el sol era fuerte y los tres estaban empapados en sudor y con mucha sed. Precisaban desesperadamente agua.
En una curva del camino, avistaron un portón magnífico, todo de mármol, que conducía a una plaza calzada con bloques de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde brotaba agua cristalina. El caminante se dirigió al hombre que desde una garita cuidaba de la entrada.
- Buen día - dijo el caminante.
- Buen día - respondió el hombre.
- ¿Qué lugar es este, tan lindo? - preguntó el caminante.
- Esto es el cielo - fue la respuesta.
- Que bueno que nosotros llegamos al cielo, estamos con mucha sed, dijo el caminante
- Usted puede entrar a beber agua a voluntad - dijo el guardián, indicándole la fuente.
- Mi caballo y mi perro también están con sed.
- Lo lamento mucho - le dijo el guarda - Aquí no se permite la entrada de animales.
El hombre se sintió muy decepcionado porque su sed era grande. Pero él no bebería, dejando a sus amigos con sed, así que de esta manera, prosiguió su camino…
Después de mucho caminar cuesta arriba, con la sed y el cansancio multiplicados, llegaron a un sitio, cuya entrada estaba marcada por un portón viejo semi-abierto. El portón daba a un camino de tierra, con árboles de ambos lados que le hacian sombra. A la sombra de uno de los árboles, un hombre de largas barbas blancas todo vestido de blanco, estaba recostado, con la cabeza cubierta por un sombrero, parecía que dormía…
- Buen día - dijo el caminante
- Buen día - respondió el hombre
- Estamos con mucha sed, yo, mi caballo y mi perro.
- Hay una fuente en aquellas piedras - dijo el hombre indicando el lugar - Pueden beber a voluntad.
El hombre, el caballo y el perro fueron hasta la fuente y saciaron su sed.
- Muchas gracias - dijo el caminante al salir.
- Vuelvan cuando quieran - respondió el hombre.
- A propósito - dijo el caminante - ¿cuál es el nombre de este lugar?-
- Aqui es el Cielo - respondió el hombre.
- ¿Cielo? ¡Pero si el hombre en la guardia de allá abajo, el del portón de mármol me dijo que allí era el cielo!
- Aquello no es el cielo, aquello es el infierno.
El caminante quedó perplejo.
- Pero y entonces - dijo el caminante - esa información falsa debe causar grandes confusiones.
- De ninguna manera - respondió el hombre - En verdad ellos nos hacen un gran favor. Porque allí quedan aquellos que son capaces de abandonar a sus mejores amigos.
chela an silvia

lunes, 12 de diciembre de 2011

BALANCE DE CHELA Y SILVIA................



 
Para los buenos momentos, gratitud.
Para los malos, mucha esperanza.
Para cada día, una ilusión.
Y siempre, siempre, felicidad.
Esto es lo que te deseo para el 2012.