MUY BIENVENIDOS TODOS

Del mismo modo que un jardinero cultiva su terreno quitando las malas hierbas, plantando las flores y frutos que necesita, así puede un ser humano, cuidar el jardín de su mente, limpiandolo de todos los malos, inútiles y limitantes pensamientos, cultivando hacia la perfección las flores y los frutos de pensamientos correctos, positivos, útiles y puros.”

ME VISITARON

le gusta del facebook

martes, 31 de enero de 2012

La olla mamà.






        

                             
         Cuentan que en un pueblo de Bagdad, vivía un señor de nombre  Amir . Un día cualquiera disidió pedir prestada a su vecino una olla grande y  tentadora, que alguna vez había visto en la mesa  del patio del vecino. Este señor de nombre Jasan, no era lo que se dice una persona  de tener buenas  relaciones con la gente del barrio, pero, a pesar de su condición de poner distancia , se vio obligado a prestarla.
        Así, en cada ocasión que Amir solicitaba la olla en calidad de préstamo, Jasan, sin mucha simpatía , accedía y se la prestaba. Tantas veces que la solicitó, tantas veces la devolvió.
        Un día, cuando  Amir regresó a devolver la olla, Jasan  comprueba que dentro había una olla mas pequeña.  Perdón -dijo- esta ollita no es mía.
        Si - contestó Jasan - yo también me sorprendí, pero la olla tuvo un bebé.
        Si bien consideró que era  absurdo, aceptó quedarse con la pequeña olla.
        Pasaron unos días  y Jasan volvió a pedir prestada la olla que había sido mamá. Nuevamente sin mucha predisposición , el dueño la vuelve a prestar.
       Los días comenzaron a pasar y  Amir  no la devolvía. Preocupado, Jasan se acercó a la casa del vecino a pedir su devolución. Cuando se abrió la puerta de calle, el vecino con rostro triste y con la voz quebrada le dice : disculpe señor, lo siento mucho pero, la olla, se murió.
      ¡ ¿ Cómo que se murió? !- preguntó Jasan _
      Si  si, en realidad no sé como, pero amaneció muerta.
      ¡ Escucheme !, ¿ usted cree que soy tan tonto como para  aceptar la muerte de una olla ?
      Mire vecino - contestó Amir - si aceptó el embarazo de la olla, ¿ por que no habría de aceptar la muerte?

     " "
           Se trata de no ser hipócrita y de actuar  con decencia........Si por conveniencia no lo sos, acepta las consecuencias.

lunes, 30 de enero de 2012

suelta



A veces, es mejor dejar que algo se vaya y comenzar de nuevo. Hay cosas que nos pasan en la vida que encontramos difíciles de aceptar. Los recuerdos regresan y nos perturban una y otra vez. Cuando algo sucede en nuestras vidas que encontramos difícil de aceptar, tenemos que decidir si hay algo que podamos hacer para cambiar las cosas.
Si lo hay, debemos hacer los que podamos para que todo esté de nuevo bien.
Pero si hemos hecho todo lo posible, y en nuestro corazón sabemos que ahora no hay nada más que hacer, entonces, dejemos que se vaya lo que nos quita la tranquilidad.
Después de haber repasado los "qué hubiera pasado si..." y los "por qué?", quizás aprendamos una lección valiosa.
Y descubramos que si bien fue doloroso, crecimos por la experiencia.
Aprender a dejar ir las cosas, en vez de preocuparnos por lo que pudo haber sido, con el tiempo podría ser más valioso que aquello que hemos dejado ir.
"Todo lo que sucede, sucede por una razón"
Marcela Opazo Castro

HIMNO DEL ANCIANO


         Cuando pienso en las canas que crecen

         Y mirando un futuro de paz
         Mis sentidos se van apagando
         Pero veo una luz mas allá

         Si en la calle mis pasos van lentos
         He inseguras las manos están
         Yo mantengo esperanza de vida
         Y no quiero dejar de luchar

         Los trabajos que voy realizando
         Les indican lo útil que soy
         No me dejen sin actividades
         El quehacer me ayuda a vivir

         El mal genio que creen que yo tengo
         Es efecto de mi soledad
         Si me animan yo bailo y canto
         La amargura no nace de mi

         Desde luego que tengo defectos
         Son los mismos de la juventud
         La humildad es virtud del anciano
         Me limito a mirar y callar

         Llevo en mi un inmenso deseo
         Convivir con mi gente hasta el fin
         No quisiera cargar mis trancas
         Al hermano que ofrece bondad

         Yo no temo el final de mis días
         Solo busco el encuentro de Dios
         Alegría de llegar a mi casa
         Donde reina la vida y el amor.

tu mirada´´´´´´´´´´´´´´




Que tu mirada sea...

Que tu mirada sea,
mirada clara,
sea mirada de niño,
que transparenta el alma.

Que tu sonrisa sea,
sonrisa ancha,
fuerza que surja de adentro,
ganas que se contagian,
buen humor que de sentido
al quehacer de tu jornada.

Que tus palabras sean,
valientes palabras,
que no oculten la verdad
y no teman proclamarla.
Que sean la voz de aquellos,
que ya no pueden ni alzarla.

Que tus manos sean,
manos entrelazadas,
manos con otras tendidas,
abiertas, no solitarias.
Manos unidas y fuertes
que hoy construyan el mañana.

Que tu caminar sea,
compartida caminada,
que busque abrir junto a otros
huellas de nueva esperanza.
Que tu camino acompañe
el caminar del pueblo en marcha.

Que tus silencios sean,
eco de tus entrañas,
crisol de anhelo y proyectos,
que solo el tiempo amalgama.
Silencio fértil, simiente
que en brotes de vida estalla.

Que tu vida entrega sea,
para que valga la pena
ser vivida y no gastada.

mensaje´´´´´´´´´´´´´´´´

El amor no tiene edad… Vivir enamorados, sea cual fuere la edad, significa simplemente que aprendimos a mantener vivo el amor. El amor añejo, al igual que el vino, nos da más satisfacciones y es más refrescante, más valioso, más reconocido y más embriagante…

domingo, 29 de enero de 2012

Crecer


Todos nos decían que no iba a ser fácil,
pero nadie nos dijo que sería tan difícil,
que esto de crecer es una revolución interna,
es un constante cambio de planes,
es una necesidad de ser distinto
sin dejar de ser uno mismo.

Que es una cuestión muy personal
pero que puede involucrar a mucha gente
o a poca gente, pero en definitiva, a la gente que nos importa.
Nadie nos dijo que había muchos sentimientos,
a veces muy contradictorios.
La necesidad de estar enamorado,
la necesidad de que ese amor sea correspondido.

A veces no tenemos las armas para lucharle al crecimiento y,
generalmente, debemos conseguirlas durante la batalla.
Nadie nos dijo que podíamos sentir angustia,
amor, dolor, odio, esperanza y
desesperanza en el mismo instante,
que un día íbamos a tener que decidir qué camino seguir.

Muchos tienen la suerte de definirlo en su período escolar,
otros deben hacerlo en sus días de universidad.
A algunos les lleva toda la vida.
Pero hay un momento en el que se decide qué camino transitar.

Así como cuando estamos enamorados...
Primero conocemos a una persona,
comenzamos a mirarla más detenidamente
nos empieza a gustar.
Y sucede en un instante que
nos damos cuenta de que nos hemos enamorado.

También en un instante nos percatamos
de que debemos hacer bien las cosas.
Que no podemos dejarnos abatir por el miedo,
que tenemos que ser nosotros mismos,
seamos quienes seamos,
y así tendrán que aceptarnos.

Pero ser nosotros mismos significa ser sinceros,
amables, saber que un gesto vale mucho
que, a veces, una sonrisa se torna importantísima...

Saber muchas cosas, aprender tantas otras,
de eso se trata crecer y,
en alguna forma, de eso se trata la vida.

De eso se trata la vida... elecciones, crecimientos, aprendizajes...
no podemos crecer sin dejar inevitablemente cosas atrás,
deshacernos de las viejas creencias, de las cosas que nos limitan,
animarnos a salir de nuestras zonas de comodidad para correr algún riesgo...

Es difícil?
Claro que lo es!!!
Pero la sensación de haber atravesado algo importante, de haber enfrentado algo que nos costaba, de haber salido adelante, es única,
intransferible, inigualable.

Todo el tiempo decidimos qué caminos transitar.
Todo el tiempo estamos a tiempo de parar, de volver atrás, de desandar
camino, de cambiar el rumbo.
Siempre.
Y aunque parezca que el momento "pasó",
la vida siempre nos da una segunda oportunidad...

Confiemos más.
Analicemos menos, y disfrutemos del poco o
mucho crecimiento que cada uno de nosotros pueda lograr...

sábado, 28 de enero de 2012

rexfleciones graficas-----------------




r1
r2
r3
r4
r5
r6
r7
r8
r9
r10
r11
r12

|♥|| Olvidalo!!!!! ||♥||

    Photobucket
¡Olvídalo!
Lo que te hace daño olvidalo Las resacas que dejaron las tormentas de este año...
¡Olvídalas! Los pasos tambaleantes, los pasos retrasados, los pasos hacia atrás...
¡Olvídalos! Las veces que pasaste ignorado, inadvertido, lastimado...
¡Olvídalas! Los sueños consumidos, las ilusiones hechas cenizas, los intentos hechos polvo y el amor hecho recuerdo...
¡Olvídalos! Las veces que latió tu corazón y nadie se dio cuenta, que quisiste hacer y no te dejaron, que abriste los ojos y te cerraron los párpados...
¡Olvídalas! Las estrellas apagadas, los días opacos, el tiempo en blanco, la luna dividida y las horas de cerrazón...
¡Olvídalas! El manto de insignificancia, de masa, de anonimato... de rutina...
¡Olvídalo! Las espinas largas y hondas, los secretos angustiosos y tristes, las piedras altas e insalvables...
¡Olvídalas! Las semillas que se te quedaron dormidas, los vuelos que se te quedaron a ras de tierra, las rosas que se secaron antes de tiempo...
¡Olvídalas! La cáscara de la semilla, el lucimiento de la vanidad, la máscara del hombre y el ropaje de la verdad...
¡Olvídalo! No vivas hacia atrás. No comiences recargado de sombras. No des la espalda a la luz. No te reflejes en lo que pasaste. No te aferres al mismo punto de partida.
Párate en la proa de tu barco, levanta de nuevo las velas, mira hacia lo largo y lo ancho del mar... cuando te convenzas de su inmensidad encontrarás otro camino y, cuando mires al cielo parecerás gaviota que apartándose de todo encuentra el camino.
Con el pasado aprendes, con el presente renaces y con el futuro sueñas. Vivir empezando, es la forma de llegar.
Lo demás... ¡Olvídalo

EL PATIO INTERIOR



Después de largas desazones, enfrentamientos, tensiones y malos ratos, reflexioné y comprendí que debía cambiar.
Comencé a ordenar mi Patio Interior.
Comprendí que debía quererme de veras, valorarme más, y di un gran giro en mi vida.
Después de relajarme, palpé lo que es Autoestima.
Y así comprendí que mis angustias y sufrimientos surgían de mis contradicciones. Y traté de vivir con eso Autenticidad.
Cuando me amé de veras, supe que mi vida no es tan anodina, pues las tensiones y todo lo que me sucede, me ayuda a crecer. Y deseé la Madurez.
Con una nueva sensibilidad, sentí lo que ofende a los demás, las presiones que ejerzo para lograr mis deseos inoportunos. Y aprendí a Respetar.
Y como de verdad me quería, comencé a buscar lo saludable, erradicando de mi vida cualquier situación, persona o cosa que me aleje de una vida sana... Al principio creí que era egoísmo. Hoy sé que es Responsabilidad.
Y abandoné las prisas, me libré de los grandes proyectos de futuro. Hago lo que creo justo y correcto, sin agobios, a mi propio ritmo camino por la senda de la Simplicidad.
Cuando me quise de veras, comprendí mis propias limitaciones, desistí de tener siempre la razón y empecé a equivocarme menos. Poco a poco voy descubriendo la Humildad.
Cuando me amé de verdad, desistí de revivir continuamente el pasado, y agobiarme con el futuro. Viviendo cada día con intensidad, me siento en Plenitud.
Cuando me amé de verdad, percibí que la mente puede atormentarme y dominarme. Pero al colocarla al servicio del corazón, resultó ser mi mejor aliada. Así aprendí a Vivir en equilibrio.
"No tengamos reparo en revisar nuestra vida, ordenar nuestro patio interior, aunque provoque desgarros..."
"Cuando las galaxias chocan... del caos nacen las estrellas."

viernes, 27 de enero de 2012

Actitud ante la vida


El problema no está, en si la vida es fácil o difícil,
sino en cómo reaccionamos ante los obstáculos.
Si un día se te cierra una puerta,
la solución no es romperte la cabeza dando contra ella,
sino preguntarte si no habrá,
al lado de ella o en la misma dirección,
alguna otra puerta por la que puedas pasar.
En la vida tienes que aceptar a veces salidas de emergencia,
aunque te obliguen a dar un pequeño rodeo.
Procura, al mismo tiempo,
tener siempre encendidas tres o cuatro ilusiones;
así, si te apagan una, aún tendrás otras de las que seguir viviendo.
Distingue siempre entre tus ideales y las formas de realizarlos.
Aquellos son intocables, estas no.
Si alguien pone obstáculos a tu ideal,
pregúntate si se opone de veras a tu ideal
o a la forma en que estás realizándolo.
Y no veas problema en cambiar de forma de buscarlo,
siempre en cuanto sigas buscando el mismo ideal.
Aprende en la vida a ser persistente y tenaz,
pero no confundas la tenacidad con ser obsesivo.
No cedas ni en tus ideas ni en tus convicciones,
pero no olvides que una verdad puede decirse de mil maneras
y que no siempre vale la pena sufrir por ciertos modos de expresión.
Y cuando llegue una ola que sea más fuerte que tú,
agáchate, déjala pasar, espera…
y luego, sigue nadando. Intenta convertirte en lo mejor que puedes ser.
Muchos tienen miedo de lograr su potencial
porque temen encontrarse con una puerta cerrada.
Esto no es una actitud correcta.
Debes desarrollarte a ti mismo lo mejor posible.

actitud

Aún la persona más pequeña tiene el potencial más grande
si utiliza todo lo que está dentro de ella.
Nuestra actitud ante la vida es la que encierra la respuesta
a muchos de nuestros interrogantes,
sólo que a veces no lo vemos y preferimos convencernos
y culpar al entorno de todo cuanto nos sucede.
“La felicidad es la máxima aspiración del hombre,
hacia la que apuntan todos los vectores de su conducta,
pero si queremos conseguirla, debemos buscarla.
Además, la felicidad no supone un hallazgo al final de la existencia,
sino a través de su recorrido”.

Corazón abierto


Cada minuto, cada segundo,
cada fragmento de vida está tocado por la luz del amor.
Como si fuera un acto de magia, el rostro se ilumina,
las ideas fluyen, la energía invade nuestro organismo,
el amor brota por los poros y abre la puerta hacia la felicidad
que todos anhelamos y merecemos.
amor3
Sin embargo, para que exista amor, para recibirlo, hay que saber darlo,
repartirlo, compartirlo con generosa alegría,
en la convicción de que todo aquello que entregues,
te será devuelto igual, de la misma forma,
como un regalo que tú apreciarás infinitamente.
Ese es mi pensamiento.
Si usted tiene amor para dar,
se puede considerar una persona realizada,
dueña de una riqueza incalculable.
El que hacer cotidiano pone a prueba cada día,
nuestra capacidad para renovar los más nobles sentimientos
que hacen posible que tengamos amor para repartir.
No hay lugar para el egoísmo,
sólo basta que ames a tus semejantes
y prevalecerá ese hermoso sentimiento de entrega desinteresada.
Es cierto, el amor lo puede todo. La tristeza por el fin de una relación,
la desilusión, el abandono, la soledad interminable, la compasión,
el sufrimiento por la pérdida de un ser querido,
en fin, todo lo que experimentamos alguna vez
y que nos marca para siempre, sólo puede aliviarlo el amor.
Expresado en gestos, acercamientos, abrazos afectuosos,
palabras que digan que la vida
es mucho más que todas las dificultades que nos puedan abatir,
el amor emerge salvador, compañero, eternamente amigo.
Cuando dos personas se atraen
es porque fueron tocadas por esa mano invisible que guía al amor.
Por esa razón, una relación amorosa
es como un tesoro que no solamente se debe de cuidar,
sino incrementar para que mañana florezca con más fuerza.
Pero muchas parejas no saben cómo manejar esta situación tan especial
y a la vez tan importante en sus vidas.
Se les escapa entre las manos la felicidad por falta de previsión,
por ignorancia o simplemente por estar virtualmente
“poseídas” por una gran pasión.
No hay recetas milagrosas para mantener la felicidad
o encontrar el amor que buscamos, hay experiencias, hay trabajo,
mucho trabajo de parte y parte, deseos de vivir en sana alegría.
Alma Espejo ofrece toda su experiencia con amor,
con el mismo que recibe…
Con todo el corazón

Rocío de vida


Ni la tristeza, ni la desilusión,
ni la incertidumbre, ni la soledad…
nada me impedirá sonreír.
rociodevida
Ni el miedo, ni la depresión,
por más que sufra mi corazón
nada me impedirá soñar.
Ni la desesperación ni la desgracia,
y mucho menos el odio o alguna ofensa…
nada me impedirá vivir.
Aun equivocándome y aprendiendo,
todo me será favorable…
para que yo pueda siempre evolucionar,
perseverar, servir, cantar,
agradecer, perdonar, recomenzar.
Quiero vivir el día de hoy
como si fuese el primero…
como si fuera el último,
como si fuese el único…
Quiero vivir este momento
como si aún fuera temprano,
como si nunca fuese tarde…
Quiero mantener el optimismo,
conservar el equilibrio y
fortalecer mi esperanza…
Quiero recomponer mis energías
para prosperar en mi misión y
vivir alegremente todos los días…
Quiero caminar con la certeza de llegar,
quiero luchar con la certeza de vencer.
Quiero buscar con la certeza de alcanzar,
quiero saber esperar para poder realizar
los ideales de mi ser…
En fin, quiero dar lo máximo de mí,
para vivir intensa y maravillosamente
¡TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA!
Si vivo así, día a día,
mi vida será para los demás…
¡un verdadero rocío de vida!

Vamos a conocernos…


Vamos a hablar para también confiar o…
vamos a aclarar nuestras dudas, aceptarnos como somos.
conocernos
Vamos a compartir para poder aprender, vamos a reír,
y si es necesario, a llorar,
vamos a ser discretos y cultos para que perdure nuestra amistad.
Vamos a conversar, vamos a platicar, vamos a ayudarnos,
sin hacernos daño, sin herir a los demás.
Vamos a ser sinceros y a querernos…
Vamos a aprender pequeños detalles y visualizar las bondades,
vamos a estudiarnos y analizarnos,
vamos a escucharnos y complacer nuestras inspiraciones.
Vamos a respetarnos y motivarnos por medio de la comunidad,
para seguir luchando por esas metas ya fijadas y objetivos ya propuestos.
Vamos a acercarnos, usar la capacidad de la razón
que se nos había brindado y concedido como hombres sabios que somos.
Vamos a demostrar nuestros sentimientos,
vamos a amarnos si es preciso sin temor, vamos a soltarnos,
ser libres y expresar nuestras ideas, ilusiones y fantasías.
Vamos a conservar todo lo que compartimos,
vamos a caminar en este clima de la vida
que ha sembrado nuevas impresiones y vivir nuestras emociones.
Todo tiene su final y según un día empieza con el sol radiante,
termina y finaliza en la oscuridad, con la única luz de la luna,
pero acompañada de las estrellas, sus eternas y fieles compañeras.
Hay que saber aprovechar los momentos
y circunstancias cuando se nos da la oportunidad.
Comportarnos como adultos maduros y seres humanos que somos,
en consideración, cada cual en su lugar,
nuestra posición en la sociedad y medio ambiente que nos rodea,
en esta humanidad…
Que cuando llegue ese momento determinado
de personalizar alguna relación iniciada,
no tengamos que arrepentirnos de los pasos tomados y dados,
y que todo culmine en una linda realidad,
de lo que es tener realmente una amistad.
Vamos a relajarnos y a despertar ese niño que hay dormido
dentro de cada uno de nosotros… Como el Alfa y la Omega…
esperando que lo que un día comenzó, finalice;
aunque toda regla tiene su excepción,
la vida un día comenzó y el amor nunca murió…
No es un compromiso, ni una obligación,
sino un impulso del corazón que hay que saber tratar y entender,
dejarlo desarrollar y crecer, y de estas experiencias podemos aventurar,
siempre y cuando a nadie perjudique.
Vamos a conocernos…
Vamos a hacer nuestra historia.
Nuestra historia en nuestro propio mundo…
Una historia así vale la pena emprenderla.

Veinte pasos hacia adelante


1. Conózcase usted mismo.
2. Sea autónomo.
3. No intente ser bueno en todo (ríase 1° de sus defectos)
4. Nadie triunfa sin ser amado (salude, agasaje, sonría)
5. Este informado (pero no sobre informado)
6. Actualice lo que sabe
7. Equípese (descarte lo preconcebido, sea creativo)
8. Organice su tiempo y respete el tiempo ajeno
9. Cuide su imagen (aprenda a vender)
10. Mejore el promedio
11. Rodéese de las personas adecuadas
12. Asuma riesgos evaluados
13. Cuídese de las adicciones (también al trabajo)
14. No derroche su tiempo (invierta en su futuro)
15. Negocie lo que le conviene y no ceda mas allá de ello
16. Diga que si cuidándose diga que no cuidando al otro
17. Aprenda de sus fracasos (o volverá a fracasar)
18. Si lo cree necesario pida ayuda
19. Vuelva a empezar tantas veces como sea necesario
20. No dude en el resultado final

No te critiques


Cuando te criticas, tus cambios son negativos. Cuando te aceptas, tus cambios son positivos. Las críticas nunca cambian nada. Acéptate exactamente como eres ahora.
criticas
1. NO TE DES MIEDO A TI MISMO. Deja de asustarte con tus propios pensamientos. Esa es una manera terrible de vivir. Busca una imagen mental que te guste y sustituye tu pensamiento aterrador por una imagen de placer.
2. SÉ AMABLE Y PACIENTE CONTIGO MISMO. Sé delicado y amable contigo mismo. Ten paciencia mientras aprendes nuevas formas de pensar y cambias viejos hábitos de conducta. Trátate como si fueras alguien a quien realmente quieres.
3. SÉ AMABLE CON TU MENTE. El odio hacia uno mismo es sólo odio a los propios pensamientos. No te odies ni te hagas daño por tener esos pensamientos, ámate a ti mismo cambiándolos suavemente.
4. ELÓGIATE. La crítica destruye el espíritu y la energía interna. El elogio y la valoración lo construyen. Elógiate todo lo que puedas. Reconoce lo que estás haciendo bien en cada pequeña cosa.
5. DATE APOYO. Encuentra formas de apoyarte a ti mismo. Busca amigos y permite que te ayuden. Ser fuerte es saber pedir ayuda cuando se necesita. Aprende a pedir para que los demás puedan aprender.
6. AMA TU NEGATIVIDAD. Reconoce que la has creado para cubrir una necesidad. Ahora estás encontrando nuevas y positivas manera de cubrir estas necesidades. Por lo tanto, puedes dejar marchar, con amor, tus viejos patrones negativos.
7. CUIDA TU CUERPO. Aprende sobre nutrición. ¿Qué clase de alimentos necesita tu cuerpo para tener el máximo de energía y vitalidad? Aprende sobre ejercicio. ¿Qué clase de ejercicio puedes disfrutar? Ofrécete tiempo para descansar, aprende a relajarte física y mentalmente. Ama el templo en el que vives.
8. UTILIZA EL ESPEJO. Mira a menudo al interior de tus ojos. Expresa tu creciente sentimiento de amor hacía ti mismo mirándote en el espejo. Habla a tus padres mirándote en el espejo. Perdónales también. Al menos una vez al día dí:
“Te quiero, te quiero tal como eres”.
9. ÁMATE, HAZLO AHORA. No esperes a que las cosas te vayan mejor, te encuentres bien, tengas pareja, trabajo o hayas adelgazado. Empieza ahora y hazlo lo mejor que puedas.

Nostalgia…


A veces te sientes como un arado que barre siempre el mismo surco
y piensas que el trabajo sería más blando si caminaras en compañía.
A veces te enredas en la nostalgia de lo que dejaste atrás y,
así como el agua busca su nivel tu sangre tira y lleva lejos tu memoria.
nostalgia
Miras por sobre el hombro y recuerdas a tus amigos,
tu vieja casa, tu ayer o ese alguien especial para ti.
Puedes llegar a maldecir tu decisión de comenzar el camino
y te pierdes en los “cómo hubiera sido si…”
Otras veces encuentras injusto el precio de tu soledad
y revuelves en los pliegues de tu pasado
como quien busca monedas en los bolsillos de un muerto.
Tu mente menor inventa recuerdos
y fabrica diálogos que lo expliquen todo:
respondes a preguntas que nunca te hicieron
e interrogas a quien no tuviste coraje de preguntar.
Pero descubres que no hay risa que devuelva lo perdido,
lo llorado, ni dé verde a lo marchito.
¿Pero tú, buscador, estás seguro de haber perdido?
Cuidado:
Tú no vives de recuerdos,
sino que los recuerdos viven de ti.
Son miles de bocas que devoran la fuerza
que necesitas para seguir adelante.
Te digo que no existe nada de malo
en esos sentimientos en tanto no te dejes sofocar.
Si esto sucede es porque estás olvidando estás no-recordando.
Dime:
¿De quién te acuerdas cuando te acuerdas de ti?
¿Del niño que corría entre los árboles?
¿Del joven que soñaba con viajes lejanos?
¿De lo que fuiste ayer?
Todas esas vivencias tiene la marca de lo fugaz:
están escritas en tu memoria como la sombra
que un pájaro en vuelo deja sobre el agua.
Pero recordarse de sí no quiere decir tener memoria.
La memoria y el olvido son funciones de tu mente menor
en cambio el recuerdo de sí pertenece al ser profundo.
Escucha: tú no has renunciado a amar por seguir la vía
sin embargo puede parecerte
que por seguir la vía has dejado de amar.
Recuerda bien, buscador no sea cosa que lo que crees
que has perdido sea sólo otro juego de tu mente
así como tus recuerdos emotivos
pueden ser sólo reflejos condicionados
y la historia que añoras un invento de tu nada.
Observa qué curioso:
Ciertas cosas llegan a tu vida cuando ya no las precisas.
Arriban con un retardo inexplicable cuando la cola de tu ilusión
ya dio vuelta en la esquina.
Un amor demasiado grande
y por lo tanto insostenible para tu miedo de amar
nunca te embiste al mismo tiempo que su fulgor.
Primero te encandila y te hace soñar
después nace en ti el deseo de poseerlo.
Entonces desaparece se va de tu vida.
En realidad son cosas que te protegen de ellas mismas
y te ponen a salvo del riesgo de su presencia
por eso a veces tienes la sensación
que alguien golpea demasiado tarde a tu puerta.
En el fondo se trata de un acto oculto de respeto
y de protección porque el objeto
o el afecto que deseabas puede volver a ti
pero no en el momento del deseo sino
cuando comprendas que puedes vivir sin él.
El buscador no cree en el amor eterno sino en el eterno amor.
Por eso, si recuerdas una gran amistad o un gran amor
hazlo con la delicada alegría de los amigos
que amaron no con la posesividad de los insatisfechos.
Abre las manos del alma y deja andar su recuerdo
como si liberaras una paloma cautiva.
Esto también te servirá para aprender.

No permito

Una buena manera de empezar el día,
recordando estas claves
para afirmar nuestros derechos como personas.


No permito que otro dirija mi vida,
porque mi vida es mía y porque asumo
las consecuencias de mis decisiones al
admitir mi propia RESPONSABILIDAD.
nopermito
No permito que otro invada mi espacio
vital, porque reivindico el espacio que me ha
otorgado la Naturaleza por ser NATURAL.
No permito que otro contamine el aire
que respiro, porque éste es alimento
de mi cuerpo, es lo que me hace VITAL.
No permito que otro limite la calidad
de mis sentimientos, porque éstos son
fruto de mi alma y estoy dedicando esta
vida a crear un alma fuerte y equilibrada,
partiendo desde mi propia VOLUNTAD.
No permito que otro me hiera con sus
ironías y con sus críticas, porque éstas volverán
a él al ponerle el escudo de mi SERENIDAD.
No permito que otro me esclavice con
argumentos de un aparente amor,
porque mi amor es libre y porque elijo
con quien compartir mi INTIMIDAD.
No permito que otro inculque en mí
pensamientos que yo no quiero, porque
aunque mis oídos oigan, mi inteligencia
filtra y mi ser interior elige, día a día,
lo mejor para mi evolución, la VERDAD.
No permito que otro limite la profundidad
de mis pensamientos, porque son míos y
no tengo porque ser igual a los demás,
simplemente he nacido con el
poder de la CREATIVIDAD.
No permito que otro limite el vuelo de
mi espíritu, porque simplemente he
decidido ser UNIVERSAL.
No permito que otro robe mis ilusiones,
porque éstas son alimento de mi espíritu,
y éste ansía LA LIBERTAD.
Porque soy libre, he decidido,
simplemente AMAR.

A combatir el desánimo!!!

A combatir el desánimo!!!

Tenacidad

Voy a seguir adelante aunque todo parezca perdido.
Voy a insistir porque la perseverancia
convierte en fuerte al débil.
Aún tengo fuerzas como el atleta que llega a la meta,
feliz de haber superado los instantes de desaliento.
Con una firme confianza soy capaz de alejar las dudas
y con una esperanza recia soy capaz de dominar el desánimo.
tenacidad1
Me abro camino como el agua
que avanza incontenible hacia el océano.
Vuelvo con la tenacidad de las gaviotas
cuando el viento es contrario.
Sé que puedo recobrar el entusiasmo
si recuerdo triunfos vividos
y crisis que antes he superado.
Sé que nada me puede detener si cuento con Dios,
con aquellos que me quieren,
con el poder de la fe y la energía del amor.
No hay tempestad sin calma y no hay noche sin amanecer.
No me desespero porque el abecedario del dolor
también tiene su letra zeta.
Con mucha fortaleza voy a salir adelante
ya que ninguna crisis doblega a las almas fuertes.

TENER----------------------

Tener Fe

Tener fe es ACEPTAR lo que Dios permite en nuestra vida
aunque no lo entendamos, aunque no nos guste.
Si tuviéramos la capacidad de ver el fin
desde el principio tal como Él lo ve,
entonces podríamos saber por qué a veces
conduce nuestra vida por sendas extrañas
y contrarias a nuestra razón y a nuestros deseos.
fe24
Tener fe es DAR cuando no tenemos,
cuando nosotros mismos necesitamos.
La fe siempre saca algo valioso de lo aparentemente inexistente;
puede hacer que brille el tesoro de la generosidad
en medio de la pobreza y el desamparo,
llenando de gratitud tanto al que recibe, como al que da.
Tener fe es “CREER” en lugar de recurrir a la duda,
que es lo más fácil.
Si la llama de la confianza se extingue,
entonces ya no queda más remedio que entregarse al desánimo.
Para muchos creer en nuestras bondades,
posibilidades y talentos, tanto como en los de nuestros semejantes,
es la energía que mueve la vida hacia grandes derroteros.
Pero todavía hay una forma mas elevada de creer.
Saber que nuestra vida está en las manos de Dios
y que Él es quien cuida de nosotros.
Tener fe es “GUIAR,, DIRIGIR” nuestra vida, pero no con la vista,
sino con el corazón.
La razón necesita muchas evidencias para arriesgarse,
el corazón necesita sólo un rayo de esperanza.
Las cosas más bellas y grandes que la vida
nos regala no se pueden ver, ni siquiera palpar,
sólo se pueden acariciar con el espíritu.
Tener fe es LEVANTARSE cuando se ha caído.
Los reveses y fracasos en cualquier área de la vida
nos entristecen, pero es más triste quedarse lamentándose
en el frío suelo de la autocompasión,
atrapado por la frustración y la amargura.
Tener fe es ARRIESGAR todo a cambio de un sueño,
de un amor, de un ideal.
Nada de lo que merece la pena en esta vida
puede lograrse sin esa dosis de sacrificio
que implica desprenderse de algo o de alguien,
a fin de adquirir eso que mejore nuestro propio mundo
y el de los demás.
Tener fe es VER positivamente hacia adelante,
no importa cuán incierto parezca el futuro
o cuán doloroso el pasado.
Quien tiene fe hace del hoy un fundamento del mañana
y trata de vivirlo de tal manera
que cuando sea parte de su pasado,
pueda verlo como un grato recuerdo.
Tener fe es CONFIAR pero confiar no sólo en las cosas
y en las personas, sino en el Dios que obra,
actúa y habla a través de las personas.
Muchos confían en lo material,
pero viven relaciones huecas con sus semejantes.
Cierto que siempre habrá gente que lastime
y traicione tu confianza,
así que lo que tienes que hacer es seguir confiando
y sólo ser más cuidadoso con aquel en quien confías dos veces.
Tener fe es BUSCAR lo imposible:
sonreír cuando tus días se encuentran nublados
y tus ojos se han secado de tanto llorar.
Tener fe es no dejar nunca de desnudar tus labios con una sonrisa,
ni siquiera cuando estés triste,
porque nunca sabes cuándo tu sonrisa puede dar luz
y esperanza a la vida de alguien
que se encuentre en peor situación que la tuya.
Tener fe es ANDAR por los caminos de la vida de la misma forma
en que lo hace un niño.
Tomados de la mano de nuestro padre.
Tener fe es dejar nuestros problemas en manos de DIOS
y arrojarnos a sus brazos
antes que al abismo de la desesperación.
Fe es descansar en Él para que nos cargue,
en vez de cargar nosotros nuestra propia colección de problemas.
“Que en tu vida haya suficiente fe para afrontar
y esperar que las situaciones difíciles cambien,
y la necesaria humildad para aceptar que muchas veces
el que tiene que cambiar, eres tú”.

SERVIR

El placer de servir

Toda naturaleza es un anhelo de servicio.
Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco.
Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú;
Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú;
Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo tú.
Sé el que aparta la piedra del camino, el odio entre los
corazones y las dificultades del problema.
mano91
Hay una alegría del ser sano y la de ser justo, pero hay,
sobre todo, la hermosa, la inmensa alegría de servir.
Que triste sería el mundo si todo estuviera hecho,
si no hubiera un rosal que plantar, una empresa que emprender.
Que no te llamen solamente los trabajos fáciles
¡Es tan bello hacer lo que otros esquivan!
Pero no caigas en el error de que sólo se hace mérito
con los grandes trabajos; hay pequeños servicios
que son buenos servicios: ordenar una mesa, ordenar
unos libros, peinar una niña.
Aquel que critica, éste es el que destruye, tu sé el que
sirve. El servir no es faena de seres inferiores.
Dios que da el fruto y la luz, sirve.
Pudiera llamarse así: “El que Sirve”.
Y tiene sus ojos fijos en nuestras manos y nos
pregunta cada día: ¿Serviste hoy? ¿A quién?
¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?

LENGUAJES

Los cinco lenguajes del amor

Palabras de afirmación
Utilizar palabras para dar apoyo a la otra persona
es una manera de expresar amor:
“Te queda bonito ese vestido,
hiciste un buen trabajo con esa tarea,
aprecio tu perseverancia,
gracias por limpiar tu habitación,
aprecio que hayas sacado la basura…”
Hay miles de formas de expresar afirmación con palabras.
Tiempo de calidad
Tiempo de calidad es darle a alguien toda su atención.
Para un niño pequeño, es sentarse en el suelo
rodando la pelota de un lado para otro.
Con un cónyuge, es sentarse en el sofá,
mirarse el uno al otro y hablar, o salir a caminar,
o salir juntos a comer, mirarse y conversar.
Es llevar a un adolescente a pescar
y decirle cómo era la vida cuando tú eras adolescente.
Para un soltero, tiempo de calidad es planear una actividad
con un amigo donde los dos puedan tener algún tiempo
para hablar de sus vidas.
Lo importante no es la actividad, sino pasar un momento juntos.
Cuando tú le estás dando tiempo de calidad,
le estás dando una parte de tu vida.
Los regalos
Dar regalos es una expresión universal de amor.
Niños, adultos, adolescentes, todos aprecian los regalos.
Para algunas personas,
los regalos son su lenguaje de amor principal.
Nada los hace sentir más amados que cuando reciben un regalo.
No es importante que sean caros
Acto de servicio
“Las acciones hablan más que las palabras”.
Hacer algo que sabes que a la otra persona
le agrada que hagas, es una expresión de amor.
“Como preparar una comida, lavar los platos,
aspirar los pisos, podar el césped, limpiar el asador,
darle un baño al perro, pintar una habitación, lavar el auto,
llevar al niño de sexto grado de primaria a su práctica de fútbol,
remendar el vestido de una muñeca,
ponerle de nuevo la cadena a una bicicleta
La persona que expresa este lenguaje
siempre está buscando cosas que hacer para otros.
Contacto físico
Hemos sabido por largo tiempo el poder emocional
del contacto físico. Es por eso que levantamos bebés,
los sostenemos, los abrazamos
y decimos todas esas palabras tontas.
Y mucho antes que el niño comprenda el significado del amor,
él se siente amado por el contacto físico.
Abrazar y besar a un niño cuando sale para la escuela en la mañana
es una forma de llenar su corazón de amor
y prepararlo de esa forma para un día de aprendizaje.

Mi nombre es felicidad


Soy parte de la vida de aquellos que tienen amigos,
porque tener amigos es ser Feliz.
Soy parte de la vida de aquellos
que viven rodeados por personas como tu,
pues vivir así es ser Feliz.

Soy parte de la vida de aquellos que creen
que ayer es pasado, mañana es futuro
y hoy es un regalo, por eso es llamado presente.
Formo parte de la vida de aquellos que creen
en la fuerza del Amor,
que creen que para una historia bonita no hay punto final.
Yo estoy casada ¿sabían?…
Estoy casada con El Tiempo.
Él es responsable de la solución de casi todos los problemas.
Él reconstruye los corazones, él cura heridas,
él vence la Tristeza…
Juntos, El Tiempo y yo tuvimos tres hijos:
La Amistad, La Sabiduría y El Amor.
La Amistad es la hija mayor.
Una muchacha linda, sincera, alegre.
Ella brilla como el sol.
La Amistad une a las personas,
nunca pretende herir, siempre consolar.
La del medio, es La Sabiduría, culta, íntegra,
siempre fue la más apegada al padre, El Tiempo.
¡La Sabiduría y El Tiempo andan siempre juntos!
El menor es El Amor.
¡Ah, cuánto trabajo me da!
Es terco, a veces sólo quiere vivir en un lugar…
Yo vivo diciendo: Amor, fuiste hecho para vivir
en dos corazones, no en uno.
El Amor es complejo, pero es lindo, ¡muy lindo!
Cuando él comienza a hacer
estragos y perjuicios yo llamo a su padre y pronto El Tiempo sale a cerrar
todas las heridas que El Amor abrió.
Una persona muy importante me enseñó una cosa:
Todo final siempre es verdadero;
si todavía no conoce su verdad,
es porque no llegó el final.
Por eso, cree siempre en mi familia.
Cree en El Tiempo, en La Amistad,
en La Sabiduría y principalmente en El Amor.
Y con seguridad un día, yo,
La Felicidad, golpearé a tu puerta…

mensaje

La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma.

menaje de hoy

Vives en un mundo con presagios de caos, toma la decisión de pensar en un mundo mejor.

La desesperación



La desesperación no es un camino sin salida.
El camino sin salida es el del desanimado.
El de aquél que ha perdido el coraje de seguir peleando
porque la experiencia le ha lastimado la esperanza.
El desanimado ha perdido el sentido de la lucha.
Tal vez peor: la fuerza para luchar.
Es entonces cuando es necesario hacerlo crecer
hasta la desesperación, suscitándole la bronca.
La bronca sembrada sobre el desánimo hace nacer la desesperación.
Y la desesperación superada, eso es la esperanza.

Por eso me parece imposible suscitar la esperanza
en un desanimado a través de la compasión.
Un desanimado no necesita de la lástima.
La lástima es el reponso sobre el desanimado.
Al desanimado hay que llevarlo a la bronca,
a fin de que sacudido en su vergüenza asuma
la desesperación y la supere.
Allí, reconquistado el valor fundamental de su vida,
emprenderá la lucha. Lucha que no pondrá sus garantías
en las fuerzas personales, ni en las dotes de su naturaleza.
Porque de ellas se tiene la experiencia de su fragilidad.
Hasta cierto punto, sobre ellas el desánimo ha hecho
la amputación de su capacidad de ser garantías.
La garantía se pone sobre algo mucho más profundo
y más inagarrable. Sobre algo mucho más nuestro,
en definitiva. Sobre el misterio de nuestra propia vida.
Mi vida tiene un sentido.
El vivirlo es lo que me permitirá ser.
Esa convicción profunda es un acto profundo
de fe en sí mismo. O mejor: es algo que llevamos por dentro
y que nos puso en camino.
Creer que mi vida tiene un misterio que puede ser cumplido.
Saber que eso existe y que aunque no lo veo es lo único
que da apoyo real a mi vida y a mis opciones,
es algo que me hace superar la desesperación.
Pero insisto. Sólo la bronca puede llegar a hacernos crecer
hasta la desesperación. Esa actitud profundamente humana,
que no nos deja admitir que nuestra carezca de sentido.
Y es la fuerza que el desanimado necesita para no dejarse estar.
La desesperación no es la desesperanza.
La desesperanza es carecer de esperanza,
es la situación de no tener ya esperanza.
Mientras que la desesperación es la situación
de no tener aún esperanza y por lo tanto
la urgencia tenaz por conquistarla.
En la práctica, pienso que hay situaciones
en las que sólo nos queda una actitud humana razonable:
sembrar con fe en el surco del amor para que poco a poco
vaya creciendo la esperanza.

jueves, 26 de enero de 2012

MANUAL PARA ESCALAR -------------

Manual para escalar montañas

A) Escoge la montaña que deseas subir:
no te dejes llevar por los comentarios de los demás,
que dicen “ésa es más bonita”, o “aquélla es más fácil“.
Vas a gastar mucha energía y entusiasmo en alcanzar tu objetivo,
y por lo tanto eres tú el único responsable
y debes estar seguro de lo que estás haciendo.

B) Sabe cómo llegar frente a ella: muchas veces,
vemos la montaña de lejos, hermosa, interesante, llena de desafíos.
Pero cuando intentamos acercarnos, ¿qué ocurre?
Que está rodeada de carreteras, que entre tú y tu meta
se interponen bosques, que lo que parece claro
en el mapa es difícil en la vida real.
Por ello, intenta todos los caminos, todas las sendas,
hasta que por fin un día te encuentres
frente a la cima que pretendes alcanzar.
C) Aprende de quien ya caminó por allí:
por más que te consideres único, siempre habrá alguien
que tuvo el mismo sueño antes que tú,
y dejó marcas que te pueden facilitar el recorrido;
lugares donde colocar la cuerda, picadas,
ramas quebradas para facilitar la marcha.
La caminata es tuya, la responsabilidad también,
pero no olvides que la experiencia ajena ayuda mucho.
D) Los peligros, vistos de cerca, se pueden controlar:
cuando empieces a subir la montaña de tus sueños,
presta atención a lo que te rodea.
Hay despeñaderos, claro. Hay hendiduras casi imperceptibles.
Hay piedras tan pulidas por las tormentas
que se vuelven resbaladizas como el hielo.
Pero si sabes dónde pones el pie,
te darás cuenta de los peligros y sabrás evitarlos.
E) El paisaje cambia, así que aprovéchalo:
claro que hay que tener un objetivo en mente: llegar a lo alto.
Pero a medida que se va subiendo, se pueden ver más cosas,
y no cuesta nada detenerse de vez en cuando
y disfrutar un poco del panorama alrededor.
A cada metro conquistado, puedes ver un poco más lejos;
aprovecha eso para descubrir cosas
de las que hasta ahora no te habías dado cuenta.
F) Respeta tu cuerpo:
sólo consigue subir una montaña aquél que presta a su cuerpo
la atención que merece.
Tú tienes todo el tiempo que te da la vida, así que,
al caminar, no te exijas más de lo que puedas dar.
Si vas demasiado deprisa, te cansarás
y abandonarás a la mitad. Si lo haces demasiado despacio,
caerá la noche y estarás perdido. Aprovecha el paisaje,
disfruta del agua fresca de los manantiales
y de los frutos que la naturaleza
generosamente te ofrece, pero sigue caminando.
G) Respeta tu alma:
no te repitas todo el rato “voy a conseguirlo.”
Tu alma ya lo sabe.
Lo que ella necesita es usar la larga caminata
para poder crecer, extenderse por el horizonte,
alcanzar el cielo.
De nada sirve una obsesión para la búsqueda de un objetivo,
y además termina por echar a perder el placer de la escalada.
Pero atención:
tampoco te repitas “es más difícil de lo que pensaba”,
pues eso te hará perder la fuerza interior.
H) Prepárate para caminar un kilómetro más:
el recorrido hasta la cima de la montaña
es siempre mayor de lo que pensabas.
No te engañes, ha de llegar el momento
en que aquello que parecía cercano está aún muy lejos.
Pero como estás dispuesto a llegar hasta allí,
eso no ha de ser un problema.
I) Alégrate cuando llegues a la cumbre:
llora, bate palmas,
grita a los cuatro vientos que lo has conseguido,
deja que el viento allá en lo alto
(porque allá en la cima siempre hace viento)
purifique tu mente, refresca tus pies sudados y cansados,
abre los ojos, limpia el polvo de tu corazón.
Piensa que lo que antes era apenas un sueño,
una visión lejana, es ahora parte de tu vida.
Lo conseguiste.
J) Haz una promesa:
aprovecha que has descubierto una fuerza
que ni siquiera conocías,
y dite a ti mismo que a partir de ahora,
y durante el resto de tus días, la vas a utilizar.
Y, si es posible, promete también descubrir otra montaña,
y parte en una nueva aventura.
K) Cuenta tu historia:
sí, cuenta tu historia. Ofrece tu ejemplo.
Di a todos que es posible,
y así otras personas sentirán el valor
para enfrentarse a sus propias montañas.

Nunca es demasiado tarde para recomenzar la vida

Nunca es demasiado tarde para recomenzar la vida

Encontrar el sentido de la vida es descubrir caminos
hacia el encuentro con Dios.
Es llenar el gran vacío que dinero ni posición llenan.
Valorice cada instante de su día,
pues los momentos pasados no vuelven más.
Es una irreparable pérdida para una vida demasiado corta.
La vida es como un ramo de flores, bello y perfumado,
que recibimos con satisfacción.
Cada flor es una alegría, cada espina una decepción.
Pero, es un ramo de flores que apreciamos porque nos gusta.


Un día sin alegría es un día que pasó
sin resonar en nuestra vida
y que podemos considerarlo perdido.

Sin justicia la vida corre enorme peligro.
Por eso, el gran deber del hombre es ser justo y,
con sus obras, motivar a otros conductas semejantes

La vida es una continua lección.
Siempre somos alumnos y nunca nos graduamos.
Los triunfos son pequeñso certificados de lo aprendido.
La felicidad es el diploma final
de que comprendimos bien las lecciones.
Con llantos y lamentos nadie consigue
solucionar sus problemas.
Las lágrimas forman velos
que nos dificultan ver con claridad.

Es noble el respetar opiniones ajenas
dominando las propias pasiones.
Es un camino seguro para conquistar amigos
y volvernos más dignos.
La dignidad humana es un precioso don que poseemos.
Es símbolo de nuestro carácter que manifiesta
el valor ético de nuestros hechos cotidianos.
En la desgracia, muchas veces encontramos
a los verdaderos amigos.
Nuestras buenas acciones irradian tanto calor
que derriten hasta el hielo de la indiferencia.
Hacer bien no es una ayuda,
sino una obligación del hombre.
Ridículos son aquellos que pretenden usar máscaras
para parecer diferentes.
Comprender las dificultades de otros
nos hace más tolerantes con nosotros mismos.
La solidaridad se aprende en el hogar,
pero debemos aplicarla en todos los caminos
de nuestra vida.
Callar ante la injusticia cuando se debería protestar,
disminuye al hombre haciéndolo cobarde.

Enfermo verdadero es aquel que no cree en su recuperación.
Quien aleja el odio de su corazón, ayuda a diseminar el bien.

Debemos utilizar nuestro poder respetando el prójimo,
y nuestras fuerzas en acciones constructivas.

Sonríe…


Siempre en las noches oscuras
cuando nadie te quiere escuchar
en una estrella del cielo
un refugio encontrarás

Siempre en los días más tristes
donde no tienes donde ir
mira a los más humildes
que no tienen un techo donde vivir.
Siempre cuando estés derrochando
y desperdiciando el amor
observa que la vida es corta
y esta llena de ilusión.
Sonríe porque la vida es una
sonríe porque alguien te quiere dar
un poquito de su amor
un poquito de su amistad.
Piensa que hay personas
que no logran encontrar
el amor puro y sincero
el amor tierno y real.
Que lo material se desvanece
y el sentimiento permanece igual
esperando el don generoso
ese don, el don de amar.