MUY BIENVENIDOS TODOS

Del mismo modo que un jardinero cultiva su terreno quitando las malas hierbas, plantando las flores y frutos que necesita, así puede un ser humano, cuidar el jardín de su mente, limpiandolo de todos los malos, inútiles y limitantes pensamientos, cultivando hacia la perfección las flores y los frutos de pensamientos correctos, positivos, útiles y puros.”

ME VISITARON

le gusta del facebook

sábado, 22 de octubre de 2011

MADRE

MADRE



Estaba Dios en su taller de orfebre, trabajando arduamente en su última creación, cuando de repente, un grupo de ángeles, intrigados por su afanosa entrega se atrevieron a interrogarle: ¿Qué hace señor?
- La más grande de mis obras maestras, contestó.
-¿En qué consiste?, preguntaron.
- En un ser de cuatro pares de ojos y seis brazos.
Y sorprendidos, exclamaron:
- ¡Y para que le van ha servir cuatro pares de ojos!
- Un par de ojos, es para que pueda apreciar la belleza que le rodea, uno más para comprender cada acción que realicen mis hijos, el tercero para leer los pensamientos, las palabras no pronunciadas, con unos ojos, que puedan ver los corazones y ante los cuales, no pueda haber secretos, y, el último, para que pueda apreciar la presencia de Dios en la paz de un niño durmiendo.
- Y tantos brazos, ¿Para qué?
Los primeros dos son para servir. Desde esforzarse en el trabajo más arduo hasta cultivar la flor más delicada. Dos más serán para acunar a cada uno de mis hijos y llenarlos de caricias, de ternura y amor, y los últimos para levantarlos y luchar ante la injusticia y el abandono.
- Señor, este nuevo ser que estás creando, ¿Será inteligente?
Tendrá la capacidad ilimitada para abordar los temas más intrincados y poseerá la sensibilidad del poeta, el pensamiento mágico de la fantasía y sabrá encontrar estrellas y esperanzas en los campos más áridos y desiertos.
Los ángeles cada vez más intrigados de lo que hacía su señor, no cesaban de preguntar:
- Oye Señor, Y este ser tan raro, ¿Tendrá alguna función especial?
- Mirad, con un solo beso podrá mitigar el llanto de un pequeño, perdonar la falta más grave, dar aliento a un valiente, acariciar el alma de un anciano, seducir al guerrero más poderoso y dar compañía con solo recordarlo a la soledad.
Uno de los ángeles, tocó el modelo en proceso y exclamó:
- ¡Señor, parece muy débil!
- Su aspecto es frágil pero su fortaleza es incalculable, puede soportar hambres, miserias, dolor, abandono, pero jamás se dará por vencido. Sabe hacer milagros con los alimentos y jamás dejará a uno de mis hijos con hambre, le dará todo y tendrá la virtud de sonreír en medio de la adversidad.
- Señor, la verdad, nunca te habíamos visto trabajar tanto en un ser. ¿Por qué es tan importante?
- Mirad. El mundo cada día crece más y yo no puedo estar en todas partes, necesito hoy más que nunca que alguien me ayude a conservar y engrandecer mi creación, a llevar mi bondad y presencia a todos los seres humanos.
Uno de los ángeles tocó el rostro y para su sorpresa se dio cuenta de que tenía una lágrima.
-¿Qué es?
- Es el bálsamo de amor, es expresión sublime ante el dolor de mis hijos.
es su aflicción ante el sufrimiento que manifiesta la sensibilidad de su
espíritu y brota en forma incontenible ante las penas y las alegrías.
Los ángeles finalmente preguntaron.
- Oye, ¿Y como vas a llamar a este ser tan raro?
- Será reconocido por ser forjador de seres humanos extraordinarios, su aroma permanecerá por siempre y su nombre estará escrito de forma indeleble en la humanidad.
Finalmente hizo una larga pausa, como meditando el nombre que le daría, y sonriendo ante lo más sublime de su creación exclamó:
- LE LLAMARE... MADRE.

lunes, 10 de octubre de 2011

El hablar mucho trae problemas...

Llevaban a la guillotina a tres hombres.
Le preguntaron al primero si quería estar boca arriba o boca abajo cuando le llegara la
hora final.


El contestó que quería estar boca arriba, para estar mirando al cielo al morir. Levantaron la hoja de la
guillotina y la dejaron caer. La hoja cayó velozmente y de repente se detuvo, a unos cuantos
centímetros de su cuello.


Las autoridades consideraron esto como una intervención Divina y
liberaron al hombre.


Luego, llegó el turno del segundo, quien también decidió morir mirando al cielo, esperando tener la
misma suerte del primero. La cuchilla fue levantada nuevamente, y soltada. Cayó velozmente y
de pronto se detuvo apenas a centímetros del cuello del segundo hombre, por lo que también fue puesto en
libertad.


Seguía el tercero, que era ingeniero mecánico de profesión, quien también optó por morir boca arriba.


Levantaron lentamente la hoja de la guillotina, cuando de repente el ingeniero, viendo un desperfecto en el mecanismo de la guillotina, dijo: "Hey, ya sé porqué no cae la hoja de la guillotina..."


Los verdugos, arreglaron el mecanismo, y el ingeniero fue puesto nuevamente en la guillotina, y esta vez, funcionó perfectamente.


Aun cuando podamos estar ansiosos de compartir con otros lo mucho que sabemos, ¡a veces es mejor no decirlo! A veces nos metemos en problemas por decir algo que debimos callar.



 En los labios del sabio no falta la sabiduría; en la espalda del imprudente no faltan los garrotazos.
El sabio sabe callar; el tonto habla y causa problemas.
Hablar mucho es de tontos; saber callar es de sabios.

TRES CONSEJOS.............






Una pareja de recién casados, era muy pobre y vivía de los favores de un pueblito del interior. Un día, el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa: Querida yo voy a salir de la casa. Voy a viajar bien lejos, buscar un empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida más cómoda y digna. No sé cuanto tiempo voy a estar lejos; sólo te pido una cosa: que me esperes y mientras yo este lejos, seas fiel a mí, pues yo te seré fiel a ti."


Así, siendo joven aún, caminó muchos días a pie, hasta encontrar un hacendado que estaba necesitando de alguien para ayudarlo en su hacienda. El joven llegó y se ofreció para trabajar y fue aceptado. Pidió hacer un trato con su jefe, el cual fue aceptado también. El pacto fue el siguiente: Déjeme trabajar por el tiempo que yo quiera y cuando yo encuentre que debo irme, el señor me libera de mis obligaciones. Yo no quiero recibir mi salario. Le pido al señor que lo coloque en una cuenta de ahorros hasta el día en que me vaya. El día que yo salga, usted. me dará el dinero que yo haya ganado."
Estando ambos de acuerdo, aquel joven trabajó durante 20 años, sin vacaciones y sin descanso.


Después de veinte años, se acercó a su patrón y dijo: Patrón, yo quiero mi dinero, pues quiero regresar a mi casa." El patrón le respondió: "Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo. Sólo que antes quiero hacerte una propuesta, ¿está bien?. Yo te doy tu dinero y tú te vas, o te doy tres consejos y no te doy el dinero y te vas. Si yo te doy el dinero, no te doy los consejos y viceversa. Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta." Él pensó durante dos días, buscó al patrón y le dijo: "QUIERO LOS TRES CONSEJOS" El patrón le recordó: Si te doy los consejos, no te doy el dinero." Y el empleado respondió: "Quiero los consejos" El patrón entonces le aconsejó:


* NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA. Caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida.

* NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL, pues la curiosidad por el mal puede ser fatal

* NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR, pues puedes arrepentirte demasiado tarde.


Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven, que ya no lo era tanto: AQUÍ TIENES TRES PANES: dos para comer durante el viaje y el tercero es para comer con tu esposa, cuando llegues a tu casa". El hombre, entonces, siguió su camino de vuelta, de veinte años lejos de su casa y de su esposa que él tanto amaba.


Después del primer día de viaje, encontró una persona que lo saludó y le preguntó: "¿Para donde vas?" Él le respondió, "Voy para un camino muy distante que queda a más de veinte días de caminata por esta carretera." La persona le dijo entonces: "Joven, este camino es muy largo. Yo conozco un atajo con el cual llegarás en pocos días". El joven, contento, comenzó a caminar por el atajo, cuando se acordó del primer consejo. Entonces, volvió a seguir por el camino normal. Días después, supo que el atajo llevaba a una emboscada.


Después de algunos días de viaje, y cansado al extremo, encontró una pensión a la vera de la carretera, donde poder hospedarse. Pagó la tarifa por día y, después de tomar un baño, se acostó a dormir. De madrugada se levantó asustado con un grito aterrador. Se levantó de un salto y se dirigió hasta la puerta para ir a donde escuchó el grito. Cuando estaba abriendo la puerta, se acordó del segundo consejo. Regresó y se acostó a dormir. Al amanecer, después de tomar café, el dueño de la posada le preguntó sino había escuchado el grito y él le contestó que sí lo había escuchado.


El dueño de la posada le preguntó "Y no le dió curiosidad"? él le contesto que no. A lo que el dueño le respondió: "Ud. es el primer huésped que sale vivo de aquí, pues mi único hijo tiene crisis de locura; grita durante la noche y cuando el huésped sale, lo mata y lo entierra en el quintal".


El joven siguió su larga jornada, ansioso por llegar a su casa.


Después de muchos días y noches de caminata, ya al atardecer, vio entre los árboles humo saliendo de la chimenea de su pequeña casa. Caminó y vio entre arbustos la silueta de su esposa. Estaba anocheciendo, pero alcanzó a ver que ella no estaba sola. Anduvo un poco más y vio que ella tenía sobre su regazo, un hombre al que estaba acariciando los cabellos. Cuando vio aquella escena, su corazón se llenó de odio y amargura y decidió correr al encuentro de los dos y matarlos sin piedad. Respiró profundo, apresuró sus pasos, cuando recordó el tercer consejo. Entonces se paró y reflexionó y decidió dormir ahí mismo aquella noche y al día siguiente tomar una decisión. Al amanecer, ya con la cabeza fría, él dijo: NO VOY A MATAR A MI ESPOSA. Voy a volver con mi patrón y a pedirle que me acepte de vuelta, sólo que antes, quiero decirle a mi esposa que siempre le fui fiel."


Se dirigió a la puerta de la casa y tocó. Cuando la esposa le abrió la puerta y lo reconoció, se colgó de su cuello y lo abrazó afectuosamente. Él trató de quitársela de encima, pero no lo consiguió. Entonces, con lágrimas en los ojos le dijo: Yo te fui fiel y tu me traicionaste...
Ella espantada le respondió, "¿Cómo? Yo nunca te traicioné. Te esperé durante veinte años". Él entonces le preguntó, "¿Y quién era ese hombre que acariciabas ayer por la tarde? Y ella le contestó, "AQUEL HOMBRE ES NUESTRO HIJO. Cuando te fuiste, descubrí que estaba embarazada. Hoy él tiene veinte años de edad". Entonces, el marido entró, conoció, abrazó a su hijo y les contó toda su historia, mientras su esposa preparaba la cena. Se sentaron a comer el último pan juntos. DESPUÉS DE LA ORACIÓN DE AGRADECIMIENTO, CON LÁGRIMAS DE EMOCIÓN, él partió el pan y al abrirlo, se encontró todo su dinero: el pago de sus veinte años de dedicación


Muchas veces creemos que los atajos "queman etapas" y nos ayudan a llegar más rápido, lo que no siempre es verdad........


Muchas veces somos curiosos; queremos saber de cosas que ni nos dan respeto ni nos traen nada de bueno.........


Otras veces reaccionamos movidos por el impulso, en momentos de rabia, y después tardíamente nos arrepentimos.......


No nos olvidemos de estos consejos, y no olvidemos CONFIAR (aunque tengas muchos motivos para desconfiar).

para ti mujer escribo




Escribo para ti mujer,
mujer de mil ropajes,
mujer joven o vieja
de esta dura tierra.

Escribo para ti
sin saber cómo eres,
hoy hablo para decirte
que no aceptes la suerte

¡Escúchame ahora!
Obrera de los tiempos
si hoy borras tu sonrisa
a cambio de tristeza,
no hay vida mala o buena
ni infiernos tan temidos
ni paraísos soñados,
la vida es una sola,
la vida se conjuga
de dolor y alegría,
la vida mujer hay que amasarla,
¡con nuestras propias manos!

¡Basta ya mujer!
de dolores callados,
despierta, anda y ve
que hay tiempos no sembrados
¡Basta ya mujer!
Arroja tu alma esclava
de los prejuicios vanos.
¡Mira el sol cómo brilla,
no te tapes los ojos
al resplandor del día!

Mujer del siglo XXI
que luchas, trabajas y amas,
descubre y aprovecha los caminos,
recoge las mañanas,
entierra los silencios,
desátate las manos,
rompe ya esas cadenas
que la vida es empinada
y a fuerza de subirla
se hace mejor vida.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Acuerdos para vencer .



Reúna fuerzas para vencer los obstáculos.
No deje que nada afecte su espíritu.
Déjate llevar por la música, canta y escucha.
Comience a sonreír más temprano en vez de reclamar cuando suene el despertador,agradezca la oportunidad de tener un nuevo día.
El buen humor es contagioso
Habla de cosas lindas,
De Salud, de Sueños, de Amor.
¡¡¡No te lamentes!!!Ayuda a otras personas a que vean lo lindo que hay dentro de ti
No viva emociones vacías. Cultiva tu interior, extrae el máximo de las pequeñas cosas.
Se transparente y deja que las personas sepan cuanto las estimas y aprecias.
Sige tus valores y date la oportunidad de crecer y ser más feliz.
¡Todo lo que merece ser hecho, merece ser bien hecho!
Encuentra el placer en tus obligaciones, pon garra y determinación.Cambia, opina, ama lo que haces.
No trabajes solo por el dinero sin sentir la satisfacción de la tarea cumplida y del beneficio del servicio.
Acuérdate de que no todos tienen la misma oportunidad.
Piensa lo mejor, trabaja por lo mejor y expresa lo mejor.
Transforma tus acciones en oportunidades
Vea el lado positivo de las cosas y así transformarás tu optimismo en realidad.
¡¡¡No envidies, Admira!!!
sienta alegría con el éxito ajeno, como si fuese el tuyo.
Idealiza un modelo de competencia y hazte una auto evaluación para averiguar que te está faltando para llegar a donde deseas llegar.
Ocupa su tiempo creciendo; desarrollando tus habilidades y talentos,sólo así no tendrás tiempo de criticar a los demás.
No acumules fracasos sin experiencias.
Saca provecho de los problemas y no te dejes abatir por ellos.
¡¡¡Ten fe y energía, cree!!!¡¡¡
Tú puedes alcanzar todo lo que desees!!!
Perdona
Se Grande contra las injurias
Pobre para enojarse, fuerte para vencer el miedo y FELIZ para permitirse momentos felices.
No viva sólo para trabajar.
Tenga otras actividades paralelas como deportes, lecturas, cultivar amigos.
El trabajo es una de las contribuciones que damos a la vida, más no debemos apostar en él todas nuestras expectativas de realización.
Finalmente..
Ríase de las cosas cuando suceden, de sus problemas, de sus errores, ríase de la vida.
Y... ¡AMESE! antes de todo.
La gente comienza a ser feliz cuando tiene la capacidad de reírse de sí misma.

Reflexion de la Vida.



Deja que el mal vaya hacia ti. Todo el mal que recibas, es una oportunidad que se te ofrece para que hagas una obra de amor, convirtiéndolo en bien.
Recuerda que tú mismo sembraste las espinas que te lastiman al pasar. Así,
no guardes rencor al que te perjudique. No la aumentes con la ruin venganza. No trates de descargar sobre otros tu carga de dolor. Sonríe siempre ante los demás, aunque sufras. Haz en lo posible la felicidad de los que te rodean.
Aprovecha toda circunstancia para hacer un bien. Descubre siempre el mejor
aspecto de la Vida, para que sereno, puedas ascender libremente. Toda materia tiende a ser Espíritu. Toda tiniebla, Luz. Sé el Taumaturgo que convierte lo inferior en
superior, por el empleo constante de tus facultades más elevadas.
Rodea con todo el amor y ternura de tu corazón, todo lo que está a tu alcance. Haz siempre lo más y lo mejor que puedas. Y ante todo, haz sólo lo que sepas que es un bien.

Para alegrar y disipar el mal, basta la sola presencia del Bien.
Sé un brazo más que ayuda a la humanidad en su ascensión.
Contribuye a despertar el sentimiento de solidaridad.

amor y perdon un mismo sentimiento



El amor y el perdón son lo mismo, el que es capaz de amar, es capaz de perdonar, el perdón y el amor empiezan con uno mismo. Primero tienes que amarte, para poder amar a los demás, primero tienes que perdonarte, para poder perdonar a los demás. Cuanto más amor tengas para ti mismo, más fácil podrás perdonarte a ti mismo, y cuando más te perdonas a ti mismo, más puedes perdonar a los demás.


El perdón empieza con una decisión del corazón. El perdón es la puerta que te abre el amor hacia ti mismo. Comprende que dentro de ti, hay una capacidad muy grande de amar. El perdón es la llave que llevas siempre contigo para encontrar tu felicidad. Deja ya de sufrir y decide hoy amar. Deja todo lo que detiene ese amor; el odio es un amor equivocado, que sólo te hace daño. La falta de perdón te estanca, te ata, te encierra y mira hacia atrás. Deja tu pasado, suelta tu dolor, tu resentimiento, decide hoy por el amor.

El pasado, ya pasó, no existe, no tiene fuerza en ti si tú no se la das: Decide hoy por ti, tú lo mereces, tú eres digno de amar, tú mereces amar y ser amado. Tú eres bueno en esencia.

Muchas veces nos sentimos ofendidos y el que nos ofendió, ni cuenta se dio; ¡perdónale! porque él se hizo más daño que tú... libérale con tu amor. Sólo dile: “Te perdono, por no ser lo que quisiera que tú fueras, te perdono, porque no te dabas cuenta el dolor y el daño que tus palabras y acciones me causaban. Te perdono, porque yo también me equivoqué. Hoy nos damos una oportunidad, un comienzo en nuestra vida”.

perdonar es de valientes



Perdonarse a uno mismo es probablemente el mayor desafío que podemos encontrar en la vida. En esencia, es el proceso de aprender a amarnos y aceptarnos a nosotros mismos “pase lo que pase”. Es la plenitud latente de nuestra personalidad, la que surge de la disposición de aceptar sin críticas la totalidad de quienes somos, con nuestros aparentes defectos y con los talentos de nuestra personalidad. Amarse y perdonarse son esencialmente la misma cosa.

Perdonarse a uno mismo es un fabuloso nacimiento. Es un gozo que surge en los momentos en que tenemos la experiencia directa de la compasión.

Perdonarse a uno mismo no significa justificar un comportamiento dañino para uno mismo o para otras personas. Tampoco significa que uno no sienta remordimiento por el pasado. En realidad el hecho de sentir un profundo remordimiento por el dolor causado forma parte del proceso de curación. El remordimiento puede durar toda la vida, cuando se piensa en cierta persona o en determinado incidente. Pero si hemos de avanzar ese remordimiento no puede seguir siendo una fuerza emocional predominante. Hay que abandonarlo.

El objetivo del perdón es arrojar luz sobre los engaños, temores, juicios y críticas, que nos han mantenido cautivos. Es descubrir la opción de ser libres, venciendo toda barrera y obstáculo, capaz de mirarse en el espejo y decidir “Quién soy”, “Qué quiero”, “Hacia donde voy”.

El motivo más obvio para perdonar es liberarnos de los efectos debilitadores de la rabia y el rencor crónicos. Al parecer estas dos emociones son las que más convierten el perdón en un desafío, a la vez que en una grata posibilidad para quien desee una paz mayor.

La rabia y el rencor son emociones muy intensas que desgastan nuestras fuerzas y energía de diversas maneras. Cuando vayas quitando las capas, probablemente descubrirás que esa rabia en realidad es un sentimiento superficial. No en el sentido que sea trivial o falso. Por el contrario, es un signo que invita a reflexionar, porque todo problema no es tan simple como parece. Pero debajo de ella puede haber otros sentimientos.

Cuando nos perdemos en el mundo de la rabia, nos volvemos sordos y mudos a nuestros sentimientos más profundos. Hemos aprendido a escuchar sólo aquellos que saben gritar más fuerte. Perdonar es ingresar en el mundo de los valientes.

El perdón no exige comunicación verbal directa con la persona a la que “quieres perdonar”. No es preciso ir y decirle: “Te perdono”. Aunque esto puede ser una parte importante del proceso de perdonar, con frecuencia la otra parte advertirá el cambio que se ha producido en tu corazón. El perdón es una actitud de valientes pero requiere de dignidad y de actitudes responsables, producto del amor propio y nuestra reflexiòn.

El amor es siempre la respuesta a una especie de curación. La senda que conduce al amor es el perdón. Al perdonar se disuelve el resentimiento.
Ahora ya estamos en condiciones de perdonar: si deseas hacerlo, pronuncia con voz clara y sonora: “La persona a quien necesito perdonar es... y la perdono por...”

Hay tanto amor en tu corazón que con él podrías curar a todo el planeta. Pero por ahora limitémonos a dejar que ese amor sirva para curarte interiormente. Siente cómo una cálida ternura empieza a arder en el centro de tu corazón, algo afectuoso y dulce. Y deja que ese sentimiento empiece a cambiar la forma que piensas y hablas de ti mismo. Ahora puedes afirmar:

“Perdonar es, para mí, más fácil de lo que pensaba. Perdonar hace que me sienta más libre y sin cargas. Con júbilo aprendo a amarme cada vez más. Cuanto más me libero del resentimiento, tanto más amor tengo para expresar. El cambio de mis pensamientos, hace que me sienta una buena persona. Estoy aprendiendo a convertir el día de hoy en un placer. Todo está bien en mi mundo”.

La vida está comenzando otra vez ahora! Justo en este instante tienes otra oportunidad para perdonar y pasar esa página en la que has estado detenido por tanto tiempo en el libro de tu vida.

No para todas las personas es fácil perdonar, para algunas es una tarea difícil que implica darse el tiempo necesario para aceptar lo que pasó, y comprender que algo tenían que aprender a través de esa experiencia para alcanzar más madurez, fortaleza y compasión. Pensemos que en la medida en que estemos dispuestos a encarar el pasado difícil, podremos desprendernos del dolor, la rabia o el resentimiento mas rápidamente, y así llenar todo ese espacio interior con amor, empatía, alegría y confianza en nosotros, en los seres humanos y en la Divinidad.silvia

gerenosidad

Generosidad.


Es el acto de dar lo que yo tengo a otra persona que también lo tiene, pero por alguna razón no ha descubierto esto todavía.
Significa despertar en el otro , el mismo poder que poseo.
No es dar al otro con la arrogancia que este no tiene.
Aún las cosas materiales . . . . . . .
todos tenemos la energía potencial para lograrlas.
Es solo que algunos hemos podido superar los obstáculos, internos o externos, y otros no los han podido superar.
La verdadera generosidad consiste en que los que ya estamos adelantados, en el camino de la luz , enseñemos la metodología, a los que aun no están adelantados , para que estos nos puedan alcanzar en el camino del amor, la armonía y la paz profunda .silvia

Aqui estan los 8 regalos que me gustaría dar y poder recibir:

1.- El regalo de Escuchar:

Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar, o criticar. Solo escuchar.

2.- El regalo del Cariño:

Ser generoso con besos, abrazos, palmadas en la espalda y apretones de manos, estas pequeñas acciones demuestran el cariño por tu familia y amigos.

3.- El regalo de la sonrisa:

Llena tu vida de imágenes con sonrisas, dibujos y caricaturas, y tu regalo dirá “me gusta reír contigo”

4.- El regalo de una nota escrita:

Esto puede ser un simple “gracias por ayudarme”, un detalle como estos puede ser recordado de por vida, Y CAMBIARLA AUN TAL VEZ.

5.- El regalo del reconocimiento:

Un simple pero sincero “te ves genial de rojo”, “has hecho un gran trabajo” o “fue una estupenda comida” puede hacer especial un día.

6.- El regalo del favor:

Todo los días procura hacer un favor.

7.- El regalo de la soledad:

Hay días que no hay nada mejor que estar solo. Se sensible a aquellos días y da este regalo a ti mismo o pídelo a los demás.

8.- El regalo de la disposición a la gratitud:

La forma mas fácil de hacer sentir bien a la gente es decirle cosas que no son difíciles de decir como: !!”Hola”!! y !!”Muchas Gracias”!!silvia

lunes, 3 de octubre de 2011