la vida.............




MOVIENDO MONTAÑAS Antes de MOVER GRANDES MONTAÑAS
comienza  MOVIENDO TUS PEQUEÑAS PIEDRAS.

La vida No comienza en la cúspide, se inicia en los valles, en las laderas de las colinas, donde las piedras ruedan y ruedan al moverse el viento, al caer la lluvia, a la pisada de un animal o a la caída de un árbol, de esa misma forma inicias tú tu caminar en la vida. No naces caminando, gateas, te tropiezas, lloras, pero sigues adelante. Cuando crees que todo te sale bien: Cuidado! porque estás en presencia de algo que te hará sufrir mucho. Cuando tus sufrimientos inician a temprana edad, Alégrate por que tus postreros días serán de triunfos y más triunfos. De esa misma forma ocurre en la vida espiritual, en la escuela, en la universidad, cuando inicias a trabajar, cuando abandonas tu hogar para formar otro nuevo, en fin, no mires los errores, ellos sirven para crecer y subir las cuestas que a menudo se hacen duras para muchos pero reconfortantes cuando se logra. Ten fe y verás que tú también lo puedes lograr. Los éxitos no llegan sino hay sacrificios, inician con dolor y lagrimas.  De seguro los puntos altos, los símbolos de victoria están esperando por ti al final del recorrido, ¡no te adelantes espera el tiempo de Dios! aunque no comprendas todavía muchas cosas, espéralas
porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; nada os será imposible”, (Mateo 17:20).
Dios quiere llevarte a lugares altos y especiales, quiere mostrarte la grandeza de su amor y su poder, quiere vivificar en tu vida aquél principio eterno de que “todo lo puedes en Cristo que te fortalece”. Aunque haya en tu vida muchos porqués y preguntas sin contestar, aunque se sume a tus pensamientos algunos: ¿Por qué yo? Ten fe que la respuesta a su tiempo viene y te darás cuenta que tus lagrimas fueron recogidas en vaso de oro y que representan el sacrificio que hasta ahora haces.
Tú No puedes alcanzar grandes cosas para Dios, sin antes haber pasado por el fuego del dolor, del rechazo, la soledad y de muchas lagrimas por tus seres queridos, este es el primer paso para una real   consagración al Dios Omnipresente, por lo cual es necesario hacer de la oración el combustible para cada uno de tus días.
No hay limitantes para alcanzar grandes cosas, no hay limitaciones para la fe en Dios, excepto aquellas cosas que tú mismo permites. No es tiempo de desanimo, es tiempo de volverse a Dios, por que a medida que crezcas muchas de las respuestas vendrán a tu vida lentamente para que seas un ser lleno del poder y la gloria para la cual fuiste creado (a), no lo olvides.
¡La fe todo lo alcanza, todo lo conquista, aún lo imposible se rinde ante sus pies!, en el nombre de Jesús.
Si no has alcanzado lo que Dios tiene para ti, no es porque el Señor no quiera, es simplemente porque no lo has intentado lo suficiente, o no has llegado lo suficiente lejos en tu primer intento. Imprímele a tus sueños todas tus fuerzas, oración y ayuno y espera la respuesta, aunque tu victoria pueda retrasarse, quiero decirte que nunca caerás derrotado (a) ya que, ¡Jesús no conoce la derrotas! Y él está contigo.  Los éxitos y las victorias logrados en nuestro tiempo a veces son temporales, pero los éxitos en el tiempo de Dios son imperecederos, ¡Espéralo, no te adelantes! porque eres un bendecido y los benditos de Jehová siempre tienen la victoria.
¡Esperar el tiempo de Dios! deja entonces que el ángel de Dios mueva las aguas, no te apresures, levántate, no hagas preguntas tontas, escucha, busca porque el que busca encuentra respuesta, no te siegues con lo que te dicen las personas imperfectas que cometen errores como tú aunque sea de tu propia familia, confía en Dios y el te responderá a cada una de tus interrogantes. Luego camina, después…corre, trepa, baila y al final emprende el vuelo y remonta las alturas como las águilas. Tú eres un bendecido o una bendecida del Señor tu Dios por lo que  para permanecer bendito (a) es necesario tres cosas: perdonar, agradecer a Dios y no mirar a tras, eres tú el (la) que hace que la bendición esté y siempre en ti y  permanezca contigo, porque tienes una mentalidad de bendecido (a) ya que Dios cambia todo para bien.
No temas porque Dios te hizo para ser bendecido (a) ya que por medio de ti Dios hará grandes fuentes de bendición como un don para bendecir a otros, fuiste creado (a) para conquistar cualquier temor, Jesús tu fiel amigo está contigo en toda circunstancia, el temor sólo existe en la mente de los derrotados, la duda no pertenece a Dios y mucho menos la venganza, deja que Dios pelee tus batallas y salga a luz toda mentira y oscuridad que te ha mantenido bajo un fuerte dolor e inseguridad hasta hoy. Recuerda tú eres un bendecido (a) de Dios, demuestra quien vive en ti a Dios.
Dios te creó para conquistar, para conquistar grandes montañas, tú eres un ciudadano (a) con el poder del cielo en tus venas, comienza conquistando pequeñas piedras, tu tiempo de las grandes proezas y de abrir el Mar Rojo, llegará al tiempo de Dios y este no esta lejos de ti, no dudes más porque eres bendito (a). Siempre hay un camino nuevo para ti ya que Dios siempre abre camino para los bendecidos (as) como tú. Confía en Jesús, El conoce tus debilidades, temores, ansiedades,  y tus limitaciones. También conoce tus fortalezas, pero haz énfasis en tus posibilidades. No mires tus fracasos ni tus errores, mientras permanezcas en la tierra de seguro cometerás gran cantidad de errores y fracasos por lo que te sugiero solamente que Dios te hizo bendito (a) para ganar, triunfar, tener éxito, porque eres bendito (a) de Jehová.
Atrévete a conquistar montañas, cambia lo que puedas cambiar, acepta lo que no puedes cambiar y aléjate de lo inaceptable, ¡disfruta de la libertad en Jesús! decídete a competir en el maratón de la vida. Recuerda: Jesús es Vida y no oscuridad. Dios ha levantado un muro de bendición al rededor de ti. Dios cambia las maldiciones en bendiciones, aunque esta venga de los seres que dicen que nos aman pero hasta nos roban con sus acciones gran parte de la vida, ahora escucha:  Dios te dice que tu vivirás de gloria en gloria o sea de bendición en bendición, si aceptas el reto de hacer lo que él te mostrará en tu nuevo caminar.
Saca tus reservas de valor y decide conquistar las montañas de tus imposibles, aunque en este momento todo parezca perdido. Para que esto suceda más rápido, cuando aceptes tus errores pero lo usas para ser mejor cada día, entonces amanecerá tu luz y la gloria de Dios irá contigo a donde quiera que desees, declarar perdonar a los que te han herido ya sea tus padres, tus amistades, tus familiares, es decirle a Dios: Soy tu hijo (a) hecho a tu imagen y semejanza como dice la Biblia que es tu palabra para mí.  Si comienzas a declarar bendición a favor de quienes te han herido hace que  el fluir de bendición se revierte hacia ti. Dando es que se recibe bendición. ejemplo: Bendice  con tu boca a tu padres, a tus hermanos, a los que te han herido, así es que se hace real la bendición multiplicada para ti y tu casa y para tus futuras generaciones.
Recuerda: Para alcanzar grandes logros, conquistar grandes montañas, tienes que ser un hombre o una mujer visionaria, tienes que proyectarte al futuro, y no desanimarte aunque hoy sólo puedas mover pequeñas piedras. No olvides que eres un bendecido (a) de Dios. Si bendices a otro, Dios te bendice mucho más. La Biblia dice que si bendices serás bendecido (a) Si maldices se multiplicará tus deseos en tu contra, por lo que . Comienza al confesar con tu boca bendición, di ahora: Yo soy bendito (a) de Jehová, por eso bendigo a todos los que me han herido y pido perdón a Dios por cada uno de ellos. Yo bendigo a mis padres, a mis familiares que me han herido desde muy joven,  los bendigo en el nombre de Jesús con bendición de parte de Dios desde hoy y para siempre. Yo los perdono desde el fondo de mi corazón para que la bendición que está en mí sea con cada uno de ellos. Ahora Señor necesito que me conectes con gente bendecida para que crezca la bendición que tú has puesto en mí y para mí. Tengo mentalidad de bendecido (a) desde este momento y para siempre. Pido el espíritu de bendición para mi desde hoy en el nombre de Jesús.
Si tienes sueños de llegar lejos, da el paso correcto amenizado por la oración y ayuno, pero sobre todo, recuerda: Sin fe es imposible alcanzar grandes logros, sin santidad nadie vera las reservas escondidas que Dios tiene para su creación. No importa si se trata de un pequeño paso, lo importante es que puede ser el más grande paso que puedes dar por el momento.
El hombre o la mujer que mueve una montaña comienza moviendo piedras pequeñas, no lo olvides, como por ejemplo: escríbele o llama a alguien  que te ha ofendido y pídele perdón auque tú no le hayas hecho nada, eso es ser un bendecido (a) del Dios Todopoderoso, eso es apoyarte en la fuerza del amor de Dios. Usa la palanca de Dios y no las humanas ya que si lo haces, los resultados de excelentes se hacen visible a su vida.
Antes de conquistar tus montañas, recuerda, que en el camino enfrentarás dificultades y situaciones que te desanimarán y te quitarán el aliento, pero no temas ya Jesús venció todo por ti. Cuando esas dificultades se presentan, date por bendito (a) porque tus caminos son más grande de lo que tu crees. No hay victorias sin dolor, no hay luz sin antes que salga la oscuridad. Solo mira la vida de Jesús un hombre que fue bendito desde el vientre de su madre para bendecirnos hasta este día con su amor, su misericordia, su perdón y su fidelidad. Entonces si quieres ser bendecido (a), es momento que comiences a bendecirte con la presencia de Dios en tu vida.
¡Dios está contigo, a tu lado, atrévete a conquistar tus montañas, tus imposibles! Bendecido (a) del Señor. Libérate de esas cadenas de miedo y temor, de vergüenza, de pena  y convierte los sueños que Dios puso en tu corazón en una hermosa realidad.
Dios te bendiga,

silvia an chela
   

i

Entradas populares de este blog

SUEÑOS--