Depende de cómo se pregunta



 Depende de cómo se pregunta
La respuesta a una pregunta depende
 en mucho de cómo usted la haga. Como
los vendedores de experiencia lo saben,
las preguntas hechas de una manera
positiva o negativa, casi siempre
provocan una respuesta de acuerdo.

Un estudiante de sicología entró en
el ejército decidido a probar esta teoría.
 Le asignaron entregar albaricoques
 al final de la línea de comida.

«¿No quiere albaricoques, verdad?»,
preguntó a los primeros hombres,
el noventa por ciento dijo: «No».

Entonces probó el método positivo:
«¿Quiere algunos albaricoques, verdad?»
Casi la mitad respondió:
 «Este... sí... Tomaré unos cuantos».

Luego probó un tercer método basado
en la técnica fundamental de «o, o».
«¿Un plato de albaricoques, o dos?»,
preguntó. Y pese a que a la mayoría de
los soldados no les gusta los albaricoques
del ejército, el cuarenta por ciento tomó
dos platos y el cincuenta por ciento
 tomó uno.
La respuesta a una pregunta depende
 en mucho de cómo usted la haga. Como
los vendedores de experiencia lo saben,
las preguntas hechas de una manera
positiva o negativa, casi siempre
provocan una respuesta de acuerdo.

Un estudiante de sicología entró en
el ejército decidido a probar esta teoría.
 Le asignaron entregar albaricoques
 al final de la línea de comida.

«¿No quiere albaricoques, verdad?»,
preguntó a los primeros hombres,
el noventa por ciento dijo: «No».

Entonces probó el método positivo:
«¿Quiere algunos albaricoques, verdad?»
Casi la mitad respondió:
 «Este... sí... Tomaré unos cuantos».

Luego probó un tercer método basado
en la técnica fundamental de «o, o».
«¿Un plato de albaricoques, o dos?»,
preguntó. Y pese a que a la mayoría de
los soldados no les gusta los albaricoques
del ejército, el cuarenta por ciento tomó
dos platos y el cincuenta por ciento
 tomó uno.
el cielo te sonría 
chela an silvia..............

Entradas populares de este blog

SUEÑOS--