Reflexión:

EL CIELO TE SONRIA POR SIEMPRE GRACIAS POR VUESTRA VISITA CHELA AN SILVIA

Cuántas encomiendas y proyectos personales se han frustrado por no poseer los elementos necesarios para su logro deseado; sobre todo cuando en nuestro entorno reina el pesimismo y la indiferencia por creer que lo imposible no tiene solución; varios son los factores: en primera instancia, poseer una meta clara hacia lo que se desea alcanzar, porque dependerá en mucho de la voluntad y persistencia para su consecución final; ya que la misma experiencia de la vida nos enseña que el mejor aprendizaje, es atrevernos a realizar lo que deseamos en la vida estando alertas y atacando con inteligencia sin precipitarnos ante la adversidad, para hallar las mejores respuestas y soluciones hacia el problema que se nos presente. 

Para ello es fundamental que seamos disciplinados y constantes con la confianza en que pase lo que pase llegaremos al objetivo. Debemos estar conscientes que aún cuando haya un propósito claro por perseguir, debemos establecer metas realistas a corto y mediano plazo, con la finalidad de disfrutar de los beneficios de sus logros al largo plazo y que esto no se transforme en algo ilusorio e incipiente; ya que todo proyecto conlleva un proceso y hay que cumplirlo en cada una de sus etapas, para sustentarlo sobre una base sólida y confiable.

Cuando se actúa de esta forma, es muy fácil adquirir la confianza necesaria para visualizar los escenarios posibles, tanto de los imprevistos como de las posibles opciones para asumir medidas preventivas, porque hay que tener claro que siempre existirán alternativas que nos auxilien a tomar mejores decisiones, con la finalidad de perfeccionar y potencializar los resultados esperados, a fin de buscar siempre superar las expectativas iniciales. Esto es parte incluso de las vivencias cotidianas; podemos iniciar el día pensando de que forma vamos a realizar nuestras actividades, y nos prepararnos anímicamente para ello, sin embargo, por mucho que controlemos los escenarios, en algún momento surge un imprevisto que nos altera por completo nuestros planes; y sin no estamos abiertos al cambio termina por frustrarnos y llevar a perder el control tanto anímico como mental, abandonando y truncando con esto nuestros anhelos proyectados.

Una buena actitud ante cualquier escenario por muy adverso que éste sea, hará que la confianza se incremente en la medida en que al estar concentrados y enfocados durante el proceso, nos proporcionará herramientas para buscar proyectos de mayor nivel y más ambiciosos. Lo importante es no permitirnos que las críticas destructivas y el pesimismo del entorno nos derrote prematuramente, porque ni lo obvio es preciso y determinante para abandonar un sueño. Todo obedece a una convicción personal, y esa actitud nos dará la fuerza suficiente para lograr hasta lo que para otros parezca imposible. Porque cuando estamos convencidos del gran potencial que emana de nuestro interior, lograremos tanto como creamos en nosotros mismos, ya que no hay edad ni plazo que nos limite a experimentar nuestra propia vida, basada en la libertad de acceder a nuestra realización personal!.

Entradas populares de este blog

SUEÑOS--

* La vida no es una carrera ...