Decálogo para aceptar lo inesperado


Decálogo para aceptar lo inesperado

1°) ACEPTAR LO QUE NO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS, CAMBIAR
Es importante que seamos capaces de aceptar lo que suceda,
sin desesperarnos, sin dejar que la mente nos llene de miedo
y preocupación al llevarnos a imaginar las cosas
de una peor manera. El aceptar nos pondrá en alerta,
preparándonos para actuar de una mejor manera.

2°) CONSERVAR LA CALMA
Cuando dejamos que los pensamientos negativos
llenen nuestra mente, nos desequilibramos emocionalmente.
La mayoría de las veces esto nos lleva a considerar
que la situación es mucho más grave y por lo tanto,
más difícil de manejar y de resolver.
Para serenarte, respira lentamente, concentrándote
en tu respiración.
3°) ANALIZAR LA SITUACIÓN CON OBJETIVIDAD
Antes de reaccionar y dejarnos llevar por el miedo,
la preocupación, el pesimismo, la frustración
o la rigidez de lo planeado, tomemos el tiempo necesario
para analizar con objetividad la situación.
Tal vez no sea tan negativa como te pareció inicialmente,
recuerda que muchas bendiciones vienen escondidas
en aquellas situaciones inesperadas que se nos presentan.
4°) PREGUNTARNOS: ¿QUÉ PUEDO HACER PARA RESOLVERLO?
En lugar de quedarnos pegados en lo que sucedió,
recordando todos los detalles para sentirnos peor,
o imaginando todo lo que pudo haber sucedido
de otra manera, pongámonos en acción.
Pregúntate qué puedes hacer para resolver
o manejar esta nueva situación de la mejor manera.
Si hay algo concreto que puedas hacer,
no pierdas tiempo y hazlo.
Pero si no está en tus manos, confía, y entrega.
5°) SEAMOS FLEXIBLES
Desarrollemos la capacidad de adaptarnos a los cambios.
Aún cuando inicialmente nos sorprendan,
éstos pueden representar la oportunidad de aprender,
crecer y mejorar nuestra condición de vida.
Deja de resistirte y entrégate a vivir la experiencia
con entusiasmo y valor, resaltando siempre
todo lo positivo que suceda.
6°) NO DEJARNOS ATRAPAR POR EL MIEDO
Sin importar lo grave o desconocida que sea la situación,
no te dejes atrapar por el miedo, porque éste, seguramente,
te paralizará y te hará ver fantasmas donde no los hay.
Con la fe en la Divinidad y la confianza en tu capacidad
tendrás el valor de enfrentarla y de superarla con éxito.
7°) EVITAR PENSAR EN LO QUE PUDO SUCEDER
Ya no pienses en lo que pudo haber sucedido,
sólo importa lo que está ocurriendo
y lo que tú puedas hacer para mejorarlo.
8°) SENTIR CONFIANZA
No olvides que has salido de situaciones más difíciles,
apóyate en tu experiencia para que puedas ganar
la confianza que necesitas para afrontar esta situación.
Recuerda que no estás solo y que La Divinidad va a apoyarte.
9°) COLOCAR LA SITUACIÓN EN PERSPECTIVA
Generalmente vemos las cosas más graves, desagradables
y difíciles de lo que son.
Aprendamos a poner un poco de distancia entre nosotros
y la situación, para poder observarla en su justa dimensión.
Al hacerlo, lograremos conservar la claridad que nos permita
afrontarla de la mejor manera.
10°) RECONOCER TODO LO BUENO
Quédate con el aprendizaje que te dejó la experiencia.
No te sientas víctima, profundizando así la afectación
que puedas sentir. Concéntrate en reconocer
todo lo bueno que suceda como efecto de lo sucedido.
Agradece las bendiciones que recibas

Entradas populares de este blog

* La vida no es una carrera ...

SUEÑOS--