A SER PADRE SE APRENDE-------------



A ser padres, se aprende.
O mejor a�n, se descubre paso a paso.Nuestros deseos de ver felices nuestros hijos, de verlos formarse profesionalmente, de que encuentren un d�a un hombre o una mujer con quien puedan vivir una vida autentica y feliz, despierta en nosotros un mont�n de dudas y de miedos.
�Por qu� nos sentimos llenos de dudas?
Si algo falla tenemos tendencia a juzgarnos y sentirnos culpables. Si nuestros hijos tienen problemas en su vida familiar, escolar, social, laboral, o conyugal, nos sentimos malos padres.
�Qu� hemos hecho para que sea as�?
�Qu� error hemos cometido? De hecho nos complicamos la vida, nos exigimos demasiado �Hasta donde debemos ir en nuestro af�n de querer hijos perfectos? �Qu� transmitimos a nuestros hijos y c�mo?

Un hijo se concibe a dos
Lo deseable es que un hijo sea el fruto de un doble deseo: el de un hombre y una mujer de ser padre y madre.
Un hijo antes de ser concebido ya ha comenzado a existir, es un deseo en la mente de sus futuros padres, un germen de futuro.
�Cuales son las motivaciones por las que deseamos ser padres?
�Deseamos tener hijos para algo o por algo?
�Para no aburrirse? un hijo, divertimiento.
�Para retener a alguien, (la mujer al hombre o �l a ella) contra su deseo profundo, contra su voluntad?. Un hijo salva-parejas.
�Para que se ocupe de sus padres en la vejez? Un hijo o hija enfermera parental.
�Para que sea el artista que nunca pudimos ser? Un hijo admirable, orgullo familiar, realizador de deseos paternales.
�Para que realice los estudios que no pudimos hacer? o peor a�n �Para remplazar un hijo desaparecido? Hijo de recambio, siempre decepcionante, nunca igual al desaparecido.
Todas estas "motivaciones" y otras m�s van contra el destino natural e inducen en nuestros hijos obligaciones, porque los hijos necesitan ser queridos, es vital para ellos, e intentar�n parecerse al modelo (muchas veces inconsciente) que desean los padres.
�Qu� atm�sfera ofrecemos a nuestros hijos? Tensa o llena de buenos sentimientos.
El destino natural de un hijo es vivir su propia vida
Nacer, crecer, ser aut�nomo, independiente, libre y abandonar sus padres para fundar su propia familia.
Es natural desear lo mejor para nuestros futuros hijos, pero lo mejor es sin duda verlos felices y para eso habr� que renunciar a ellos.
La concepci�n ideal es la del hijo inesperado, fruto simplemente del amor entre los padres.

Entradas populares de este blog

SUEÑOS--

´frases de mi corazon para madres en el cielo