chela no dice como tener fuerza vital---------

La Fuerza Vital


Son innumerables las formas en las cuales desperdiciamos nuestra Fuerza Vital, y por esta pérdida existimos entre caos espirituales y angustias innecesarias. Somos a veces nuestros propios rateros, hurtándonos la posibilidad de experimentar una vida más elevada.
Las respuestas para alcanzar una vida superior llueven dentro de nosotros, porque es adentro de nuestro ser donde una luz viviente siempre habita. Esa luz a veces no la dejamos develarse y pasa cubierta por nuestros hábitos negativos, nuestras maneras inconsistentes, nuestras palabras rencorosas, nuestras acciones de desamor.
Hay algunas prácticas a seguir para lograr ese estado de balance e iluminación que tanto anhelamos y para no dejar que nuestra fuerza vital se desperdicie. Sin embargo, si fallamos, tampoco nos castiguemos moralmente, porque es de humanos fallar, lo importante es seguir intentándolo, continuar el trabajo interior en la jornada de nuestra superación personal.
Prácticas para que nuestra fuerza vital no se nos escape:
  • Evadir el desperdicio de nuestra energía vital en conversaciones inútiles, rencorosas y vacías.
  • Nunca participar en la vida de alguien con malas intenciones.
  • Tratar de mantener el control de nuestras emociones cada día.
  • Dejar ir malos momentos, malos recuerdos, personas negativas, frases dolorosas.
  • No enjuiciar a nadie, para eso están Dios y la Ley, y con eso basta.
  • Olvidarnos de cómo nos vean los demás y de lo que de nosotros se diga.
  • Evitar las defensas imaginarias, los enemigos imaginarios, las desgracias imaginarias.
  • Tratar de no vivir corriendo de un lado al otro, sin las pausas necesarias para pensar, meditar y disfrutar el momento a cabalidad.
  • Evitar todas las formas de la frustración, la impaciencia y la ira.
  • Esforzarnos por saber distinguir con sabiduría cuando terminar lo que hemos empezado.
  • Trabajar en la certeza de la verdad y tratar de no decir “pequeñas” mentiras, porque en realidad toda mentira es grande y dañina.
  • Eliminar sentimientos miserables de envidia.
  • Alimentar nuestro cuerpo con los frutos saludables de la tierra.
  • Desarrollar la capacidad de simpatía y bondad hacia otros seres, incluyendo a todos los animalitos.
  • Entender que la luz habita en nosotros y es nuestra responsabilidad dejarla salir, para que nos ilumine he ilumine al mundo.
  • Existir habitándonos y habitando el presente.
Esta es solo una pequeña guía con algunas ideas para cultivar una vida elevada, para  hacer mayores y productivos cambios en nuestra vida, te invito a que hagas tú propia lista de reglas o pasos a seguir que consideres importantes en tus experiencias particulares y que te ayudarán a conservar y hacer crecer tu fuerza vital

Entradas populares de este blog

* La vida no es una carrera ...

SUEÑOS--