Mi nombre es felicidad


Soy parte de la vida de aquellos que tienen amigos,
porque tener amigos es ser Feliz.
Soy parte de la vida de aquellos
que viven rodeados por personas como tu,
pues vivir así es ser Feliz.

Soy parte de la vida de aquellos que creen
que ayer es pasado, mañana es futuro
y hoy es un regalo, por eso es llamado presente.
Formo parte de la vida de aquellos que creen
en la fuerza del Amor,
que creen que para una historia bonita no hay punto final.
Yo estoy casada ¿sabían?…
Estoy casada con El Tiempo.
Él es responsable de la solución de casi todos los problemas.
Él reconstruye los corazones, él cura heridas,
él vence la Tristeza…
Juntos, El Tiempo y yo tuvimos tres hijos:
La Amistad, La Sabiduría y El Amor.
La Amistad es la hija mayor.
Una muchacha linda, sincera, alegre.
Ella brilla como el sol.
La Amistad une a las personas,
nunca pretende herir, siempre consolar.
La del medio, es La Sabiduría, culta, íntegra,
siempre fue la más apegada al padre, El Tiempo.
¡La Sabiduría y El Tiempo andan siempre juntos!
El menor es El Amor.
¡Ah, cuánto trabajo me da!
Es terco, a veces sólo quiere vivir en un lugar…
Yo vivo diciendo: Amor, fuiste hecho para vivir
en dos corazones, no en uno.
El Amor es complejo, pero es lindo, ¡muy lindo!
Cuando él comienza a hacer
estragos y perjuicios yo llamo a su padre y pronto El Tiempo sale a cerrar
todas las heridas que El Amor abrió.
Una persona muy importante me enseñó una cosa:
Todo final siempre es verdadero;
si todavía no conoce su verdad,
es porque no llegó el final.
Por eso, cree siempre en mi familia.
Cree en El Tiempo, en La Amistad,
en La Sabiduría y principalmente en El Amor.
Y con seguridad un día, yo,
La Felicidad, golpearé a tu puerta…

Entradas populares de este blog

SUEÑOS--