Han habido montañas y mares que cruzar,
pruebas y cambios que superar,
pero gracias a ti, he superado esos tiempos,
de verdad que en decir esto no te miento.

Tantas cosas me han pasado,
tantas veces me han ignorado,
pero gracias a ti, la confianza he recuperado
y nunca me has abandonado.

Hemos compartido tristezas y alegrías,
y agradezco a Dios cada día
de tenerte en la vida mía
porque sin tu amistad un tesoro perdería.DE CHELA Y SILVIA


Entradas populares de este blog

SUEÑOS--