tu energia



LA ENERGIA EN TU VIDA

La mayoría de la gente exitosa suele caracterizarse por tener niveles muy altos de energía. Dado que la energía es el combustible con lo que todo se consigue, parece que hay una relación directa entre los niveles de energía y los niveles de logro.


Es difícil imaginar una persona cansada o desgastada lograr mucho en la vida. Por otra parte, alguien enérgico, positivo, orientado hacia la acción parece triunfar y disfrutar mucho más de las cosas que la vida tiene que ofrecer que la persona promedio.

Las tres formas principales son la energía física, la energía mental y la energía emocional. Cada una de estas energías es diferente, pero están interrelacionadas, y dependen la una de la otra.

Con el sudor de tu frente
La energía física es la energía cruda, corporal. Es el tipo de energía que se utiliza para hacer trabajo físico. Es la energía primaria aplicada por hombres y mujeres que se ganan la vida con el sudor de su frente.

La fuente del entusiasmo
La segunda forma de energía es la energía emocional. Esta es la energía del entusiasmo y la emoción. Esta es la energía que da brillo a la vida de un individuo. Esta es la energía que te permite sentir amor, felicidad y alegría. En gran medida, es tu energía emocional la que te hace la vida más agradable. De hecho, casi todo lo que dices y haces está determinado de alguna manera por una emoción, ya sea positiva o negativa.

El requisito para la creatividad
La energía mental es la energía de la creatividad, usada para la resolución de problemas y toma de decisiones. Puedes utilizar la energía mental para hacer ventas, escribir informes y propuestas, planificar tu día y tu semana, y aprender nuevos temas. Tu nivel de energía mental es un importante factor determinante de la calidad de tu vida.

Conserva tus mejores energías
La razón por la cual la mayoría de las personas no desarrollan su potencial en la vida y el trabajo, se debe a que queman su energía en el nivel emocional, o el nivel físico, por lo que tienen muy poca energía sobrante para las actividades mentales. La mayoría de las personas queman su energía emocional a través de la expresión de emociones negativas. Las emociones negativas son como un fuego que quema tu energía con tanta rapidez que te queda muy poco para pensar positivamente y de forma constructiva. De hecho, de uno a cinco minutos de arrebato incontrolado de ira pueden quemar la misma energía que una persona promedio utiliza en ocho horas de trabajo.

Muchas personas deprimidas o disconformes no saben cuidarse, el ser mejores y sentirte bien es tu responsabilidad y tienes que hacer todo lo posible por lograrlo ya que tu bienestar a largo plazo es lo mas importante de tu vida y depende solo de ti el lograrlo.
Tu trabajo (haya o no problemas) es pensar continuamente acerca de cómo puedes mantener la calma, tener una actitud positiva, y trabajar eficazmente, de modo que puedas disponer de más energía mental para hacer las cosas que son más importantes en tu vida.

Prácticas
Aquí hay tres cosas que puedes hacer de inmediato para poner estas ideas en acción:


En primer lugar, tómate un tiempo para identificar las diferentes maneras en que desperdicias tu energía en el nivel físico, emocional y mental. ¿Cómo podrías mejorar en cada área?


En segundo lugar, asegúrate de mantenerte saludable, toma alimentos nutritivos para que puedas mantener tu energía física en los niveles más altos. Esta es la clave para todas las demás energías. Lee libros sobre nutrición, en mi opinión son de lectura obligada para cualquier persona que desee mejorar su vida.

En tercer lugar, busca formas de conservar tus energías emocionales para matenerte en una estado más relajado y optimista de cara a problemas cotidianos y decepciones. Una buena manera es practicando deportes, yoga, meditación, Tai Chi, etc.

Cuanto más energía tengas, más feliz y más productivo que serás.

Por tu continuado éxito,

Entradas populares de este blog

SUEÑOS--

* La vida no es una carrera ...