¿Buscar ser querido y educar sin límites es amar a los hijos?

Queriendo a los hijos
Ingredientes:
  • 1 Taza de Ejemplo
  • 7 cucharadas de Presencia
  • 2 sobrecitos de Consistencia
  • 1 lata de Interés
  • 1 racimo de Límites
  • Espolvoree con una actitud positiva continuamente
  • 3 cubos grandes de Disciplina
Condimentos:
Firmeza, paciencia, gentileza, seguridad, dulzura, cariño. Recomendación: Una casa con valores sólidos es la base indispensable para esta receta, y para garantizar su resultado es indispensable que los padres tengan una buena y calurosa relación con sus hijos.
Modo de Preparación:
Un padre no es un amigo, es el ser que le da la vida a su hijo. El amor de un padre no se compara con nada. Querer a un hijo muchas veces no significa darle lo que pide sino lo que necesita. En la cocina de la vida hay momentos que se debe dejar sentir el sabor de las lágrimas y el ardor del fuego para formar el carácter del hijo. Cuando uno se entrega a sus hijos le queda una huella impregnada con un sabor especial otorgándole sentido a la cocina de su vida. El padre es el chef de su cocina, crea los platillos necesarios para nutrir el alma de sus hijos, los cuales siempre están pendientes de lo que él hace y deja de hacer. Cuando uno es padre deja de ser el centro del mundo para comenzar a vivir por el otro, convirtiéndose en un guerrero que alumbra el camino de sus hijos.
El padre debe ser el ejemplo a seguir, donde los hijos puedan encontrar inspiración, consuelo y apoyo. Debe ser el maestro que enseña con cariño, dedicación y presencia; sin olvidar que la disciplina, los límites y el respeto, por más difíciles que sean, son los ingredientes básicos para lograr el éxito.
Cuando el padre logra llenar el corazón de sus hijos con valores, principios y enseñanzas, asegura que no tengan vacíos en el alma; aprenden a valorarse y a valorar a los demás. El trabajo del padre nunca termina. Muchas veces es difícil percibir los resultados, sin embargo, cuando al crecer los hijos escogen un camino adecuado, el padre entiende que ha hecho su labor.

Entradas populares de este blog

* La vida no es una carrera ...

SUEÑOS--