Valor para hablar con el corazón

ngredientes:
  • 2 tazas de iniciativa
  • 2 manojos de valor
  • 4 rodajas de responsabilidad
  • 1 cucharada grande de sensibilidad
  • 1 pieza de paciencia y tolerancia grande
  • 1 pizca de comprensión
Condimentos:Tiempo, empatía y realidadPrecaución: Es fácil renunciar a la responsabilidad y el compromiso moral por el miedo de no saber como enfrentar la situación ya que la incomodidad paraliza hasta las mejores intenciones.
Modo de preparación:
  1. Tú siempre puedes hacer la diferencia. Una sonrisa, una mirada o simplemente tiempo en silencio compartido puede ayudar a confortar a cualquier persona que sufre. No es necesario tratar de llenar el silencio y el vacío que siente la persona que tiene una perdida, pero siempre se puede prestar un oído, acercar un hombro u ofrecer un abrazo, con simples acciones se puede acompañar y restablecer el ánimo de cualquiera.
  2. Cada persona reacciona distinto, hay que saber respetar los tiempos de cada quien. Posiblemente lo que uno considere adecuado o necesario puede ser que sea molesto e intolerable para otros, cuando uno va acompañar o a dar ánimos a una persona que tiene rota el alma, hay que recordar que la persona que importa es el que sufre, la atención y la comprensión siempre se centran en el, nunca en nosotros.
  3. Todos en algún momento de la vida pasamos tragos amargos. El paso diario de la vida nos ofrece gran variedad de experiencias; algunas dulces y algunas fuertes y difíciles así que de alguna manera todos hemos probado el dolor, y sabemos que una persona querida con una disposición abierta y honesta al igual que el paso del tiempo, puede hacer sentir mejor.
“Nadie puede remplazar el dolor que causa una gran perdida, sin embargo qué triste seria que por sentir miedo o incomodidad dejemos sola a la persona querida










Entradas populares de este blog

* La vida no es una carrera ...

SUEÑOS--