EL SENTIDO DE LA VIDA

¿El dinero, el poder, el status, encontrar a tu pareja puede ser el sentido de tu vida?
 
Quizás crees que el sentido de tu vida se basa en las opiniones, en la  aprobación y aceptación de tus amigos, tu familia, etc., si es por ahí siempre acabarás sintiéndote igual: sensación interior de desesperanza y vacío.
 
Sabes, lo más interesante de este asunto es que el verdadero sentido de tu vida lo encuentras cuando sufres un gran shock emocional o está en peligro tu vida.
 
Es en esos momentos cuando todo parece tan claro, como si después de una tarde nublada, esta niebla se disipara y apareciera el sol con todo su esplendor ante tus sorprendidos ojos.
 
Puedes hacer un experimento: visualiza tu propio funeral!!!
 
Imagínate sólo por un instante que hay una tumba, que estás asistiendo a un funeral… y al abrir la tapa para ver a la persona que está dentro… ¡eres tú mismo!
 
 
¿Qué recuerdo deseas dejar en tus amigos y en tu familia? piensa por un instante…Ahora, ¿Qué te hubiera gustado haber logrado? ¿Haber experimentado?… piensa, piensa…y ve más allá…qué te gustaría haber dejado en esta tu casa, tu planeta…
 
Ahora piensa…¿Qué es lo que verdaderamente te aporta gozo? trata de visualizar cosas que tienes a tu disposición, que son tuyas y son un regalo…caminar en un atardecer de lluvia, estar en un bosque, escuchar el suave canto de los pájaros y el particular sonido de los grillos al anochecer. Llenarte los pulmones de aire puro y fresco, el aroma a hierba y tierra mojada…Despertarte muy temprano y ver un amanecer (puedes describirme un amanecer con palabras?…si es sí, dime cómo?) caminar y oler el delicioso aroma a fresco… Disfrutar de la compañía de una amig@, llenarte de su sonrisa y del brillo de su mirada… de tener entre tus brazos a un pequeñin… ¡en fin! son ilimitados los regalos que tenemos y por los cuales no tenemos que pagar.
 
Jesús dijo: “Dejad que los niños se acerquen a mi”
 
Al convivir u observar a los pequeñitos puedes comprender en toda su majestuosidad lo que esta frase significa.
 
Debemos admirar de ellos su alegría eterna, su inocencia, la felicidad que les trae que se les obsequie una simple goma de mascar, que los carguemos, que les demos una caricia… admirar también la seguridad en sí mismos, instintiva y natural, su no miedo al ridículo o al que dirán…son simplemento “ellos”.
 
Su terquedad para conseguir lo que quieren, a pesar de los intentos manipuladores de los adultos para dominarlos con un “ya no te voy a querer”, “niñ@ mal@”, “mira como te ve la gente”, “ pareces niñ@”, “si te portas bien te compro esto”… cuántos de nosotros nos quedamos inconscientemente con esas heridas y seguimos viviendo nuestras vidas partiendo de ellas?
 
Los niños no entienden el concepto del rencor. Puedes insultarlos y pelear con ellos, pero al momento lo olvidan y no fingen, son genuinos.
 
Así es la naturaleza de un niño, nuestra naturaleza. Tienen una capacidad inagotable para jugar y hacer cosas… ¡y ser felices!
 
¡Tener la alegría, inocencia, capacidad de asombro, frescura, bondad y espontaneidad de un niño! ¡Aprender a perdonar y olvidar como un niño!¡Tener la terquedad para conseguir lo que queremos como un niño!…creo entender que el gran Maestro Jesús se refería a eso, a que “esos” niños (todos nosotros) se acerquen a Él!!!
 
El sufrimiento que vivimos en gran medida se da por nuestra lucha y resistencia interior entre ese niño y el adulto que ahora somos…ya somos “grandes”, tenemos un sinfin de responsabilidades y debemos ser muy “serios” (heridas), y cada vez ese niñ@ se ve más marginado y triste…
 
Picasso resume esto es una frase: “A los 10 años ya pintaba como uno de los grandes del Renacimiento… ¡pero tarde otros 50 para volver a pintar como un niño!”.
 
Entonces, ¿Cual es el sentido de la vida? podría ser: vivir permanentemente en el presente (a cada día darle su afán), disfrutando de todo sin juicio, obedeciendo a los impulsos de tu corazón… y haciendo lo que te hace más feliz, en cada momento…
 
Pregúntate: ¿Si en este momento muriera? ¿Cuántas cosas inconclusas dejo? ¿Cuántas cosas que me hubiera gustado hacer ya no podré hacer? ¿A cuántas personas que quiero y amo nunca se los expresé? ¿Cuántas personas que me aman o amaron nunca me lo dirán y yo jamás lo sabré?
 
Por qué no considerar la idea de que estamos viviendo tiempo extra y dar un giro de 180° en nuestras vidas, donde la disposición a Ser y Hacer felices sea ahora nuestra prioridad? Donde amarnos y amar a todos y a todo sea nuestro sentido… simplemente permitir que ese niñ@ vuelva a jugar…
 
Bendiciones!!!

Entradas populares de este blog

* La vida no es una carrera ...

SUEÑOS--