"Echando leña al fuego"

Cuando se habla por hablar y sin pensar
¡Qué fácil es echar leña al fuego, hablar por hablar y decir cosas sin pensar! Comentarios que en un momento parecen ser insignificantes e inofensivos pueden tener un impacto importante. Hay ocasiones que se habla sin darse cuenta que se está instigando a una persona en contra de otra. Otras veces, uno proyecta los propios sentimientos y no se da cuenta que al tirar leña al fuego está empeorando la situación.
Las palabras son herramientas valiosas que tienen el poder de construir lazos más fuertes de comunicación o crear abismos profundos en las relaciones humanas. Apagando fuegos
Ingredientes:
  • 1 lata de calma
  • 2 cucharadas de prudencia
  • 1 racimo de buena actitud y disposición
  • 2 sobrecitos de positivismo
  • 3 gotas de compasión
Condimentos:
Paciencia, sutileza y ganas de ayudar
Recomendación Un comentario negativo aumentar la ira cuando una persona está enojada.
Modo de preparación:
  1. Es fácil dejarse influir por los comentarios de los demás. Muchas veces la manera en que se habla puede determinar el resultado de las acciones futuras. El estado emocional de uno responde a la energía de aquellos que están a su alrededor.
  2. Pensar positivamente, decir palabras constructivas y ofrecer una buena alternativa, ayuda a mejorar las relaciones personales. Actuar, pensar y hablar con positivismo conduce a que el otro se sienta mejor acerca de sí mismo y de sus relaciones. A veces, un buen comentario en el momento indicado puede ayudar a salvar una relación que de otro modo se hubiera afectado.
  3. La compasión debe ser una obligación de todos. Es importante aprender a percibir a la persona que se halla cerca de nosotros. Saber que se debe decir y que se debe callar, ser pertinente y considerado, son habilidades que se deben cultivar y aplicar diariamente.
“La energía, las palabras y las emociones son contagiosas”

Entradas populares de este blog

* La vida no es una carrera ...

SUEÑOS--